El Ayuntamiento de Madrid planea cerrar la Gran Vía al tráfico durante la Navidad.

Madrid cerrado al tráfico en Navidad

Aún no han concretado los detalles, pero la idea sí la tinene. El equipo de Manuela Carmena quiere realizar cortes en Madrid en fechas fijas, previsiblemente a partir del puente de la Constitución.

Esta prohibición al tráfico se aplicaría, en un principio, a toda la Gran Vía: desde Plaza de España hasta la calle Alcalá. Habría algunas excepciones, pero en principio, en las horas de restricción, la misma Policía Municipal controlaría que no accediesen los vehículos a la arteria de Madrid.

La iniciativa parte del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid. De hecho, han comunicado que la iniciativa podría afectar también a la calle Atocha, entre la glorieta del Emperador Carlos V y la plaza de Jacinto Benavente. Fuentes del Gobierno local apuntaron que es un proyecto que «no está cerrado aún».

Limitaciones al tráfico en Madrid

El cierre de la Gran Vía se haría con un dispositivo similar al que ya se organizó en el mes de septiembre durante la Semana de la Movilidad. Entonces hubo limitaciones al tráfico en el centro de Madrid entre las 10 y las 14 horas- Durante ese tiempo, los accesos a este tramo, qeu ocupa casi 2 kilómetros, permanecieron vallados.

En aquella ocasión, se delimitó un ciclocarril en el centro de la calzada al que se permitió entrar a bicicletas, autobuses de la EMT, coches de residentes y taxis siempre que transportaran a viajeros en su interior. En todos los casos con un límite de velocidad de 30 km/h. El resto del espacio se reservó para que los peatones pasearan con holgura por una de las calles más transitadas de Madrid.

Una medida que podría ser permanente

Con independencia de la medida puntual de cortes durante el periodo navideño, el Gobierno municipal está estudiando la posibilidad de restringir el tráfico de forma permanente en esta avenida a los vecinos de la zona. Si se adoptara, la medida entraría en vigor en 2018, que es la fecha prevista para que el centro de la ciudad se convierta en una gran Área de Prioridad Residencial, que englobaría a las tres ya existentes (Las Cortes, Embajadores y Ópera).

Igualmente, las primeras medidas ya están llegando. Durante los rpóximos dos años, nada menos que 3,3 millones de euros se destinarán a ampliar las aceras de la Gran Vía, comiendo espacio al asfalto.

Una medida con precedentes en Madrid

En cualquier caso, no es una iniciativa tan extraña. Y es que no es la primera vez que se cierra la Gran Vía madrileña en navidad, sino que ya se hizo en 2003. Alberto Ruiz-Gallardón puso en marcha una iniciativa piloto para restringir el paso de los vehículos privados los domingos, entre las 10.00 y las 00.00 horas, aunque sólo en el tramo situado entre la calle de San Bernardo y la Red de San Luis. A partir de aquella experiencia el alcalde popular decidió extender la medida a todos los domingos comerciales de aquel año.

Tras su llegada al Gobierno municipal, el equipo de Carmena adoptó una medida similar, pero en el paseo del Prado. El lateral este permanece cerrado todos los domingos de 9.00 a 16.00 horas entre Atocha y Cibeles.

Si esta información te ha sido útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Barcelona restringirá la circulación en 2020

Una Navidad sin multas de tráfico

Parquímetros más caros para los más contaminantes

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×