Mediante multas de elevada cuantía la Junta de Andalucía pretende terminar con el intrusismo en el sector del taxi que se ha disparado en los últimos años de manera alarmante como otra de tantas consecuencias derivadas de la fuerte crisis económica.

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía ha decidido tomar cartas en el asunto y para acabar con una modalidad que está haciendo especialmente duro el trabajo de los taxistas en el sur de la Península, ha decidido castigar este tipo de actividad con multas que pueden llegar hasta a 4.600 euros. Este intrusismo en el sector golpea más duramente a la provincia de Málaga con 48 sanciones concentradas el año pasado, seguida de Almería y Cádiz con 34 respectivamente.

El precio de las sanciones para este tipo de infracciones oscilará entre los 1.501 y 4.600 euros en función de una serie de variables según cada caso, en donde tendrán bastante peso la reincidencia, la magnitud del beneficio obtenido ilícitamente, el perjuicio causado o la propia repercusión social de la actividad.

Multas de cantidades más que importantes para terminar con el intrusismo de los taxis ‘piratas’ que además de causar un grave perjuicio económico para el sector, supone también un grave peligro para el propio consumidor que en muchas situaciones es completamente desconocedor de que la persona que conduce y lleva además de su equipaje su propia vida y no cuenta con un permiso reglamentario para ello.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×