Los cambios están a la orden del día y entre la Reforma de Tráfico y los producidos en las ordenanzas municipales, se han incrementado las infracciones que afectan a los conductores y que les pueden valer multas de tráfico nada baratas por muy extrañas o curiosas que nos parezcan.

Cuando hablamos de sanciones o multas, lo primero que se nos viene a la cabeza son los motivos más frecuentes que nos conducen a ellas. Véase la ingesta de alcohol mientras se circula, el exceso de velocidad, los malos aparcamientos, la utilización del móvil al volante o no respetar las señales de tráfico. Estos son los motivos que más caros salen a los conductores, sin embargo existen otras conductas penalizadas con multas, que no son tan conocidas pero que también pueden arañar fuerte los bolsillos.

En esta categoría entran dos ejemplos claros que son completamente unos desconocidos en la sociedad pero no por ello estaremos a salvo de pago si caemos en ellos. Un caso realmente curioso nos traslada a Carboneras, municipio almeriense en el que se multa sin ningún miramiento a todo vehículo que no aminore la marcha cuando circule sobre un charco para no salpicar a los viandantes. Un celo excesivamente minucioso si se tiene en cuenta que es la provincia española en la que menos llueve a lo largo del año. Un dato curioso que no exime a los conductores a pagar en caso de salpicar, la friolera de 600 euros de multa.

Por otro lado y tal vez como forma de reconocimiento a la siesta que tanto caracteriza a nuestro país, se vela con extremo mimo que esas horas sean sagradas y no importunadas por ruidos. Entre las máximas que tienen que quedar claras a los conductores es que en la hora de la siesta, es decir, entre las 15.00 y 17.00 horas no se toca la bocina en muchos municipios españoles, prohibición que se extiende también para la noche. El hecho de recurrir al claxon e importunar el sueño de los que disfrutan de este placer, puede suponer multas de hasta 100 euros. Una consecuencia que dependerá del humor del despertado. Nada aconsejable conociéndonos…

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×