"¿Sólo 60 horas?", dirán algunos. Puede parecer que son pocas, pero en realidad 60 horas al año al volante o sentados en el coche son bastantes, y más teniendo en cuenta que no son por placer, sino que muchos conductores tienen que desplazarse más de 20 kilómetros para llegar desde su casa hasta su domicilio.

Haciendo cuentas, parece ser que si se hace una media de 46 kilómetros diarios, el conductor pasa una hora al día en el coche. Estos datos significan mucho más: implican horas y horas parados, esperando que avance el tráfico, que el semáforo se ponga en verde o simplemente en la autovía, sin mover nuestro pie más que para acelerar.

El estudio, que hemos visto en Autobild, advierte que estar una hora al día tan parados y bajo el estrés del tráfico y de llegar tarde "puede alterar los parámetros corporales (índice de masa corporal, perímetros de la cintura), así como elevar la tensión arterial, el colesterol y la glucosa".

La solución está clara: complementar estas largas y pesadas horas al volante con ejercicio físico para ‘desoxidar’ nuestro cuerpo y mantenernos en forma.
 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×