Las particularidades de los quads

Quads: cómo se conducen
Las ventas de quads y todo terrenos han experimentado un notable crecimiento en los últimos años. Si bien las matriculaciones de vehículos de tres y cuatro ruedas (entre los que se encuentran los quads) descendieron en 2017 respecto al año anterior, en 2016 se produjo un espectacular incremento de matriculaciones.

Una de las características más notable de los quads es que están ideados para competiciones deportivas y recorrer terrenos arenosos o irregulares. Es decir, no están concebidos como modo de transporte. Además, al tener cuatro ruedas y no dos, produce una falsa sensación de seguridad. Por ello, la DGT ha elaborado una guía con una recopilación de todas las características, peculiaridades, riesgos y peligros.

¿Qué es un quad?

Los quads son vehículos de cuatro o más ruedas que no tienen carrocería, cuyo sistema de dirección es un manillar, están dotados de sillín donde el conductor va sentado a horcajadas.

Hay distintos tipos de quads:

Cuadriciclos ligeros. Estos quad poseen una masa en vacío inferior a 350 Kg, sin incluir la masa de la batería en el caso de los vehículos eléctricos. Su velocidad máxima es de 45Km/h y sus motores de explosión cuentan con una cilindrada inferior o igual a 50 cc, mientras que en otro tipo de motores su potencia máxima neta es inferior o igual a 4 KW. Para su conducción se necesita el permiso de conducir de la clase AM, A1, A2, A o B. Pueden circular por todo tipo de vías excepto autovías y autopistas. Las placas de matrícula son amarillas con los caracteres de color negro.

Cuadriciclos (no ligeros). Este tipo de quad se caracteriza por tener una masa en vacío, sin incluir la batería si son eléctricos, inferior o igual a 400Kg, o inferior o igual a 550 Kg si es un vehículo destinado al transporte de mercancías. Asimismo, su potencia es inferior o igual a 15 KW. Necesitan el permiso de la clase B. Velocidad máxima a la que pueden circular 70Km/h. Pueden circular por todo tipo de vías al igual que el resto de automóviles pero sin olvidar el límite de velocidad que deben respetar. Inspección técnica como vehículo automóvil. Placa de matrícula ordinaria con distintivo europeo, de fondo blanco y caracteres negros.

Vehículos especiales. Se trata de vehículos autopropulsados, de dos o más ejes, considerados maquinaria agrícola o de obra. La normativa de estos quad permite que puedan circular sin limitaciones cuando sus dimensiones no excedan las establecidas en el Reglamento de Vehículos. Podrán circular sin limitaciones dentro de sus respectivos radios de acción cuando sus masas o dimensiones no excedan de las establecidas en el reglamento de vehículos. Y no deben superar los 25 km/h (para vehículos que carecen de señalización de frenado); los 40 km/h (para el resto de vehículos especiales) o los 70 km/h (cuando puedan desarrollar, por su construcción, una velocidad superior a 60 km/h en llano). Se requiere un permiso B. La velocidad máxima que pueden alcanzar suele venir anotada en la tarjeta de inspección técnica sino nos regiremos por lo expuesto anteriormente. Las placas de matrícula son de fondo blanco y caracteres rojos.

Elementos de seguridad

Desde septiembre de 2006, el uso del casco es obligatorio para los quads como vehículos especiales. El artículo 118 del Reglamento General de Circulación deja claro que quienes conduzcan un quad, independientemente de su categoría, “deberán utilizar cascos de protección homologados o certificados, según la legislación vigente, cuando circulen tanto en vías urbanas como interurbanas”. El casco integral con visera o gafas para protegerse del barro y piedras lanzadas por los vehículos que circulan delante (sobre todo si se va por caminos). También protegen contra estos elementos lanzados por los neumáticos de los vehículos, los guantes y protectores como pecheras.

Es importante llevar botas y guantes que nos aíslen del frío. Y también, contar con protectores para las piernas y brazos, que impidan las rozaduras en caso de caída.

Consejos para una buena conducción

Evite vuelcos. Al igual que las motocicletas, los quads también se inclinan pero, al contrario de aquéllas, lo hacen hacia al lado contrario al de la curva pudiendo levantarse y quedar sobre dos ruedas, y lo que es peor, volcar si la velocidad es excesiva o el giro del manillar demasiado brusco. Si entramos muy fuerte en una curva, debemos inclinar el cuerpo hacía el interior de la misma para contrapesar y reducir el riesgo de volcar.

Cuesta abajo. Cuando el descenso es pronunciado conviene llevar una velocidad corta y que el motor actúe de freno. Si nos vemos en la necesidad de adelantar deberemos hacerlo con precaución, la anticipación es fundamental para que la frenada sea progresiva.

Cuesta arriba. Cuando ascendemos y sobre todo cuando el desnivel es pronunciado debemos acelerar para obtener la fuerza necesaria, pero si se realiza de forma brusca o con exceso, el quad puede levantarse y volcar hacia atrás, con el peligro que supone que caiga sobre nosotros.

Comportamientos de riesgo. Las carreras y competiciones están prohibidas y hay que tener presente la peligrosidad que conllevan, al tratarse de vehículos que no se suelen usar con frecuencia o conocer en profundidad y que al tener cuatro ruedas ofrecen una falsa sensación de seguridad.

LLevar pasajero. Otro ejemplo de riego innecesario del que debemos ser conscientes es si nuestro quad está homologado para una persona o para dos, en el primer caso no debemos nunca subir dos.
Sin duda otra buena práctica es conducir tranquilo y sentado, evitaremos así las caídas

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces.

He perdido las llaves del coche. ¿Qué hago?

La velocidad máxima en cada vía

¿Puedo acelerar para adelantar a otro vehículo?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×