¿Qué tipo de remolque puedo transportar con mi vehículo?

¿Qué remolque se ajusta a mi vehículo?

Los conductores podrán ajustar un tipo de remolque u otro atendiendo a las características técnicas tanto del vehículo como del propio remolque.

No obstante, en la documentación del coche encontraremos la información necesaria para saber el tipo de remolque que podremos transportar.

¿Por qué utilizamos los remolques?

Estos elementos, son muy útiles cuando queremos transportar una carga pesada o una caravana o elemento de grandes dimensiones.

Para poder utilizar  un remolque, es imprescindible conocer la normativa, puesto que un uso incorrecto puede suponer una sanción.

Diferentes tipos de remolques atendiendo a la carga

La carga es un elemento a tener en cuenta a la hora de escoger el tipo de remolque que más se ajusta a nuestro vehículo.

Asimismo, dependiendo de la carga, podremos encontrar los remolques ligeros o no ligeros, además, cuentan con otras características que los diferencian:

Remolques ligeros

El ligero puede soportar una carga igual o inferior a 750 kg. Necesita un vehículo tractor para poder circular.

Sin embargo, no es necesario tener una matrícula propia, ni seguro o permiso de circulación.

Remolques no ligeros

El no ligero aguanta una carga superior a los 750 kg. En este caso, si es necesario contar con matrícula propia, seguro independiente al vehículo tractor y permiso de circulación.

Además, cuenta con un sistema frenado.

Las multas más frecuentes

El Confidencial nos habla de las sanciones más frecuentes que pueden poner a un conductor por no cumplir con la normativa sobre remolques.

  • No tener la ITV en un remolque no ligero. Cuando circulas con este tipo de remolques sin haber pasado la inspección técnica, estás cometiendo una infracción grave.
  • Cuando no se regularizan las reformas de importancia. Un ejemplo de estas reformas, sería añadir un sistema de acoplamiento para el remolque. Se considera también una infracción grave.

En ambos casos la multa puede ascender a 200 euros.

  • Exceder la velocidad permitida. En este caso puedes enfrentarte a una sanción de entre 100 o 600 euros, además de quitarte 6 puntos del carné de conducir.
  • Superar el peso permitido. Según establece la DGT (Dirección General de Tráfico) se trata de un vehículo más, por ello, tendrá las mismas sanciones que un coche.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Trucos para organizar el maletero del vehículo estas vacaciones

Multa por equipaje: cómo evitarla

El peligro de viajar con mascotas

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×