El gobierno de Reino Unido ha decidido adelantar la prohibición de vender vehículos nuevos de combustión a 2030. En 2035 tampoco se podrán vender híbridos.

En Reino Unido se adelanta la prohibición de vender diésel y gasolina nuevos

La planificación europea para dejar de vender coches diésel y gasolina apunta a 2040 como fecha de inicio. No obstante, en Reino Unido se van a adelantar una década, prohibiendo su venta desde 2030.

El primer ministro Boris Johnson ha anunciado que el Reino Unido prohibirá la venta de coches nuevos de gasolina y diésel a partir del año 2030. Si bien en febrero anunciaban que sería en 2035, han decidido acortar 5 años este plazo.

Además, supone también adelantarse notablemente a las fechas previstas en Europa. Y es que el plan, en el que está también incluida España, es tomar esta medida en 2040.

La “revolución verde”

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha sido el encargado de anunciar estos cambios. Así lo ha hecho en una columna en el Financial Times. En ella, ha bautizado estas medidas como una “revolución verde”, que persigue alcanzar las cero emisiones en 2050.

Además, al tiempo que se persigue ese objetivo ecológico se generarían puestos de trabajo.

Reino Unido prohibirá la venta de híbridos en 2035

Si bien en 2030 se va a prohibir la venta en Reino Unido de todo tipo de vehículos que no cuentan con ningún tipo de electrificación, los híbridos también se dejarían de vender. Eso sí, sería más tarde, en 2035.

Así pues, dentro de 15 años en Reino Unido solo se podrían comprar coches eléctricos. La duda que aún se mantiene es si los híbridos enchufables sí se podrían comercializar, o también se prohibirían.

¿Qué va a pasar en el resto de Europa?

El plan para hacer desaparecer los coches diésel y gasolina ya está en marcha en toda Europa. Eso sí, los plazos no son tan ajustados como en Reino Unido.

De este modo, en este 2020 los fabricantes tienen que cumplir con unas emisiones medias de 95 gramos de CO2 por kilómetro en sus coches vendidos. Si no consiguen este objetivo, se podrían enfrentar a grandes multas.

Este límite de gramos de CO2 se va reduciendo paulatinamente a lo largo de los próximos años. Así, el objetivo es que en 2030 se fabriquen vehículos que emitan un máximo de 47 gramos.

No obstante, estos objetivos aún no son definitivos. Y es que, de cumplirse ese máximo, en 2030 solo se podrían vender en toda Europa, España incluida, coches eléctricos e híbridos enchufables.

Poniendo el foco en España, todo dependerá de la futura Ley del Cambio Climático. Y es que, en principio, se quiere impedir la venta de coches diésel y gasolina a partir de 2040. Además, se ha planteado la posibilidad de prohibir la circulación de estos vehículos por las carreteras españolas a partir de 2050.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Todas las ventajas de conducir un coche eléctrico

La Zona de Bajas Emisiones de Barcelona, en marcha

Brexit. Cómo conducir tras la firma del acuerdo

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×