El coche eléctrico está ganando posiciones en el mercado automovilístico. Y es que tiene algunas ventajas que hacen que sea una buena inversión.

¿Me interesa comprar un coche eléctrico?

Hace años que el coche eléctrico es una realidad en nuestras carreteras. Cada vez son más los conductores que optan por uno de estos vehículos, a los que ven muchas ventajas.

A la hora de buscar un vehículo nuevo, son muchos los aspectos que debemos tener en cuenta. No solo estéticos o de precio, sino también hacer una valoración económica a medio plazo, así como otros aspectos como la seguridad, su relación con el medio ambiente o las facilidades en la movilidad.

Ventajas económicas

Un coche eléctrico visita menos el taller

Los coches eléctricos no tienen algunos componentes que, en los otros vehículos, pueden suponernos un disgusto si se estropean. Así, no cuentan con embrague ni caja de cambios, así como tampoco tienen correa de distribución ni tubo de escape.

Carecer de estos elementos ya nos ahorra varias visitas al taller, y no precisamente baratas. Tanto es así, que algunos estudios consideran que el ahorro en las facturas del taller es de entre un 40 y un 50% en comparación con los motores de combustión.

Esta diferencia no se nota solo en caso de avería. Y es que ya el mantenimiento tiende a ser más económico, compensando que el precio de adquisición de un coche eléctrico es más alto que un diésel o gasolina.

Cuenta con ayudas a la compra

El Gobierno ha lanzado este año un paquete de ayudas para impulsar la industria de la automoción. Entre estas ayudas, está el Plan Moves 2, para la adquisición de vehículos eficientes.

Este plan nacional no es incompatible con las ayudas que ofrecen las comunidades autónomas, ciudades e, incluso, ayuntamientos. Un ejemplo de ello son las ayudas anunciadas por el Gobierno de Andalucía.

Otras ayudas fiscales

Los beneficios económicos de adquirir un coche eléctrico no terminan en el momento de la compra. Y es que también hay algunos beneficios fiscales exclusivos de este tipo de vehículos, como el impuesto de Matriculación. Como este impuesto se calcula en función de las emisiones de CO2 del vehículo, los coches nada contaminantes no pagan impuesto de matriculación.

Las ayudas también se reflejan en el Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, conocido como Impuesto de circulación. Para los coches eléctricos tiene hasta un 75% de bonificación, según el municipio.

Combustible

Con un coche eléctrico se pone fin al diésel o la gasolina. Al alimentarse solo de electricidad, el consumo sería solo ese, que generalmente es más barato que el combustible.

Ventajas en algunos peajes

Un coche eléctrico contará con ayudas en los peajes, ya que o no los pagará o abonará solo la mitad. No obstante, no todos ofrecen esta ventaja.

Ventajas medioambientales

Contamina menos

Los vehículos eléctricos no es que no contaminen nada, pero sí bastante menos que los convencionales. Según algunos estudios, emiten hasta tres veces menos dióxido de carbono. Y es que no hay que olvidar que la generación de electricidad también emite dióxido de carbono, además del impacto medioambiental que supone la extracción de materiales para las baterías.

Menos contaminación acústica

No solo se reduce la contaminación a nivel de emisiones, sino también la acústica. Ya que los coches eléctricos solo hacen ruido a bajas velocidades, la diferencia es notable.

De hecho, si hacen ruido en ese momento no es por necesidades de la maquinaria, sino para cumplir con la normativa europea. Así, estipula que los enchufables tienen que hacer algo de ruido a bajas velocidades para reducir el riesgo por atropello.

Otros beneficios

Aparcamiento

No solo es más fácil acceder a las zonas de aparcamiento, sino que en muchos casos también es más barato. En Madrid, por ejemplo, un coche eléctrico puede acceder a todas las zonas, incluso Madrid Central. Lo mismo ocurriría en la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona.

Además, en Madrid el aparcamiento de estos vehículos en la calle es gratuito. En otras ciudades tienen un descuento del 50%.

También pueden utilizar los carriles de alta ocupación (los BUS-VAO) aunque no cumplan el mínimo de pasajeros exigidos por normativa.

Conducción más cómoda

Si bien muchos conductores aseguran disfrutar del cambio de marchas y de la combustión tradicional, que sean coches automáticos en muchos casos facilita la conducción. Y es que al tener solo dos pedales (acelerador y freno) se evitan tirones, coches calados y el estrés provocado, sobre todo en los atascos.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Trucos para el cuidado de la batería de un coche eléctrico

Andalucía bonificará la compra de vehículos eléctricos

Plan Renove 2020: ya se pueden solicitar las ayudas

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×