Como medida de prevención y en un intento bastante ambicioso, la Guardia Civil de Tráfico en Galicia pretende cambiar la conducta a los más temerarios al volante. Para ello el método a utilizar será el clásico espionaje siguiendo a los conductores peligrosos en sus desplazamientos de manera discreta y completamente desapercibida.

Con la información precisa tal como la identidad del infractor, vehículo y domicilio, Tráfico se va a permitir una licencia pionera en Galicia para velar por la seguridad vial. Estas tres claves, serán suficientemente informativas para iniciar una tarea de seguimiento exhaustivo por parte de Tráfico a los conductores sobre los que pesa la retirada del carnet de conducir. De esta forma y de manera silenciosa se controlarán los desplazamientos en todo momento de los infractores al volante.

Una idea que no ha sentado nada bien al considerar que resta una completa libertad y derechos, pero que no impedirá la exhaustiva vigilancia a los conductores reincidentes por parte de una pareja de agentes que se camuflará y se convertirá en la sombra de los más temerarios al volante. Esto implica un paso más de los controles espontáneos y que de tener éxito en su propósito pueda llegar a extenderse como práctica rutinaria al resto de puntos geográficos.

Desde guardias en las puertas, hasta seguimientos minuciosos se llevarán a cabo con este tipo de sujetos, considerados peligros para la seguridad que a través de esta propuesta radical se intentaría eliminar de las vías. Una vigilancia bien de cerca para garantizar que se cumplen las normas y la responsabilidad que implica siempre la conducción.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×