Limpiar el coche por dentro y por fuera

Trucos para limpiar el coche y que parezca nuevo

Si eres de los que les gusta hacer las cosas a mano, seguro que te gustan nuestros trucos para limpiar el coche. Quedará reluciente.

¿Estás cansado de pagar un dineral por que te limpien el coche? ¿Lo cuidas hasta el extremo y quieres limpiarlo tú mismo? Pues siguiendo estos sencillos trucos, el coche te quedará como nuevo. Eso sí, recuerda que si lo limpias en la vía pública pueden ponerte una multa, así que… mejor en el jardín o en una gasolinera.

Limpiar el coche por dentro

Si queremos ser organizados, deberemos empezar a limpiar por el principio. Esto es, el salpicadero.

Limpiar el salpicadero del coche

Esta parte es muy sencilla. Así, tan sólo hará falta agua, jabón y un poco de amoniaco. Mezclando estos tres elementos obtendremos una solución que acabará con los gérmenes. Tan sólo tendremos que humedecer con el producto una bayeta de microfibras y repasar todo el salpicadero, comenzando por la parte más cercana a la luna. Importante: no olvidar partes fundamentales como el volante.

Cómo limpiar  las alfombrillas

Métodos para limpiar las alfombrillas hay tantos como materiales con los que se fabrican. No obstante, hay uno que no falla nunca.

Así, lo primero será sacar las alfombrillas al exterior y sacudirlas con energía. Así, todo el polvo y barro que puedan tener saldrá despedido.

A continuación, habrá que echar en un cubo agua tibia, un chorro de lavavajillas y media taza de vinagre blanco. Después, echaremos la mezcla sobre las alfombrillas y lo dejaremos actuar media hora. Para terminar, las aclaramos con un chorro potente de agua y las colgamos, dejando que se sequen al aire.

Limpiar la tapicería

La tapicería es un elemento fundamental, en el que tiende a acumularse la suciedad. Por eso, habrá que limpiar esta parte con especial esmero.

Lo primero, obviamente, será tirar toda la basura acumulada en el coche. Papeles, tickets de parking o de peaje, botellas de agua… todo fuera. Después, pasaremos la aspiradora. Lo óptimo es comenzar por la parte trasera e ir avanzando.

Si la tapicería tiene manchas, deberemos aplicar producto especial para limpiar tapicerías. Lo aplicaremos con un pulverizador para, a continuación, frotar con un cepillo. Si también vamos a limpiar la moqueta, utilizaremos uno distinto. Habrá que ser un poco cuidadosos, y limpiar también el resto de la tapicería para que no queden cercos.

Si tuviésemos la mala suerte de tener un chicle pegado en la tapicería, bastará con poner unos minutos una bolsa de hielo encima y, cuando se haya congelado, rasparlo.

La luna delantera

Para limpiar la luna delantera y mejorar la visibilidad del coche nos basta un trapo limpio que no deje pelusas y un limpia cristales, algunos son especiales para evitar que se empañe. Frota los cristales como limpias los de casa y quedarán perfectos.

Si quieres un truco más casero para que no se empañe, bastará con frotar el cristal con jabón, alcohol o incluso con media patata.

Eliminar los malos olores

El peor de todos los olores para el interior de un coche es el de tabaco. Para eliminarlo, lo primero será vaciar y limpiar bien el cenicero. A continuación, podemos poner unos granos de lavanda en su interior, de forma que, cuando se apaguen los cigarrillos, se quemen, dejando un buen aroma. Otra solución es la de poner granos tostados de café o arena de gato, que evitará los olores.

Limpiar el coche por fuera

Limpiar la carrocería

Para limpiar la carrocería del coche correctamente tenemos que seguir los siguientes pasos en orden. Si lo hacemos, quedará impecable.

Para limpiarlo, utilizaremos agua tibia, que no caliente ya que podría dañar la pintura, y un limpiador de lavavajillas o producto específico para coches que encontraremos en las gasolineras o grandes almacenes.

Empezaremos de arriba a abajo ya que de esta manera evitaremos que la suciedad que se desprende de la parte superior, se deposite sobre zonas que ya hemos lavado.

Para el resto utilizaremos una esponja grande especial para lavar el coche. Absorbe mucha cantidad de agua y nos ayudará a quitar mejor la suciedad. Tenemos que hacer hincapié donde haya mayor cantidad de suciedad o insectos pegados.

Para terminar aclararemos el coche con una máquina a presión o una manguera.

Limpiar las llantas

Para limpiar las llantas y los neumáticos del coche tenemos que utilizar un potente quitagrasas ideal para elementos.

Es importante tener claro que las ruedas hay que limpiarlas de una en una. Cuando terminemos la primera, pasaremos a la segunda. En este caso concreto, las prisas son malas consejeras.

Llenaremos un cubo de agua y añadiremos el producto seleccionado para la limpieza según las instrucciones del fabricante. Comenzaremos por la parte interior, dejaremos actuar el producto quitagrasa y frotaremos con un cepillo específico para llantas.

Cuando terminemos con la parte interior continuaremos con la parte frontal. Es importante aclarar cada pieza después de frotar para que no queden residuos abrasivos que puedan estropear nuestros neumáticos y llantas. Después, con una esponja aplicaremos una capa de cera y abrillantador para los neumáticos.

Limpiar los limpiaparabrisas

Para limpiar las escobillas del limpiaparabrisas, lo más cómodo es utilizar una bayeta humedecida con un poco de alcohol con la que retiraremos toda la suciedad acumulada y prolongaremos la vida útil de las gomas. Esta operación es recomedable hacerla una vez al mes, aunque si hay mucho polen en el ambiente es recomendable limpiarlas cada semana.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Trucos para aparcar la agresividad al volante

Trucos para rellenar con éxito un parte de accidentes

Aprueba el exámen del carné de conducir a la primera

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×