Si cuando decimos que de las multas de tráfico no se salva nadie, no estamos exagerando ni un poco en nuestra afirmación. Y es que no sólo el afán recaudador va a por los incautos conductores que se pasan unos minutos de la hora o que aceleran más de la cuenta. Ahora también las sanciones afectan ¡hasta a los coches de juguete!

Puede ser tomado a broma pero lo cierto es que en Utah (EEUU) un coche de juguete de la tradicional y conocida muñeca Barbie se ha llevado una multa de tráfico por no respetar las normas. Esta sanción notificada por los agentes que dejaron cuidadosamente la misiva en el parabrisas se debía a que este vehículo se encontraba mal estacionado en el momento de la infracción, concretamente en un vado de una casa. Por lo que se convirtió para sorpresa de vecinos y viandantes en una víctima más de las multas de tráfico.

Rozando la locura y la exageración esta historia nos puede servir para recordar el refranero español  y ‘cuando las barbas de tu vecino veas pelar por las tuyas a remojar’, porque esta práctica demasiado abusiva no sería nada raro que se adaptase a nuestro país con el creciente interés que se tiene en aumentar las arcas de municipios y localidades a base de multas de tráfico.

Lo más curioso de todo es que el aviso que se daba, a este coche de juguete de unas niñas de 7 años, no contenía ninguna cantidad económica porque aunque el vehículo infringía las normas de tráfico y estaba en un mal sitio aparcado, los agentes eran conscientes del juguete y decidieron participar de ello como si fuera una  broma. Eso sí, de mal gusto. Una idea instructiva y un poco retorcida que de primeras causó susto en los vecinos que seguramente a partir de ahora controlen más los juguetes de sus hijos y más si se quedan en la calle.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×