La picardía que un conductor de Calella, en Barcelona desarrolló durante meses para evitar tener que pagar un peaje, de poco le ha servido ahora, para esquivar la multa que le ha tocado pagar, al quedarse demostrado que se saltó como mínimo en 141 ocasiones el dispositivo de control de pago de carretera correspondiente.

Este conductor que lleva a diario un vehículo comercial perfeccionó durante semanas una técnica a través de la cuál pasaba casi completamente desapercibido en los peajes. Su método sistemático no podía ser más simple: colocaba estratégicamente su vehículo detrás de los coches que pasaban, bien en el paso del Tele Tac o en las barreras de pago automático, mientras como una lapa se pegaba al que en ese momento estaba pasando y salvaba de esta forma la barrera. Una actuación que requería sangre fría y muy pocos nervios que le ha evitado durante meses hacer frente a pagos diarios.

Sin embargo su reiteración le delató y su matrícula quedó identificada y registrada por lo que ahora una sentencia le obliga a pagar una multa de 668 euros así como todos los peajes que ha dejado durante este tiempo sin abonar.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×