No sabemos de qué lado está la tecnología pero el caso es que avanza a pasos agigantados. Como última novedad, que en este caso hace un flaco favor a los conductores, aparece Smart e Park, un nuevo sistema de gestión de estacionamientos que está en la actualidad terminando de desarrollarse.

Por si la zona azul no fuese suficiente foco de multas, este nuevo sistema que está en pruebas todavía en la Universidad de Adelaida en Australia, supondría de su implantación, un nuevo método para combatir los malos aparcamientos y por consiguiente una herramienta de lo más efectiva para la imposición de sanciones. Smart e Park, ayuda a optimizar el espacio, con lo cuál se convertiría en una auténtica pesadilla para los que desesperados por no encontrar hueco se arriesgan a dejar su vehículo retando los límites marcados.

Su avanzado sistema monitorea que el espacio utilizado para aparcar sea el más óptimo, lo que permitiría en las distintas zonas, aumentar el número de plazas de aparcamiento disponibles y evitar congestiones de tráfico. Ya no sería necesario en este caso la presencia de un agente municipal encargado de poner las multas en el parabrisas si el aparcamiento no es correcto, porque con esta tecnología si un coche está fuera de las líneas de estacionamientos delimitadas, el sistema lo detecta y automáticamente emite un aviso de infracción por correo a los conductores a través de su exclusivo software diseñado y sus cámaras especiales de lectura de matrículas.

De esta manera la tecnología se alía para optimizar el espacio y para en caso de ser necesario incrementar y hacer más efectivas las multas de aparcamiento impuestas.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×