Vacaciones en una caravana

Hay que tener en cuenta unos cuantos puntos importantes para poder conducir una caravana, que se considera como un tipo de remolque.

Para poder conducir un vehículo acompañado de una caravana, hay que cumplir los siguientes requisitos:

Las caravanas cuyo peso sea inferior a los 750 kilos o en el caso de que la masa máxima autorizada entre el vehículo y la caravana sea inferior a los 4.250 kilos, será necesario el permiso B.

Si el conjunto del vehículo y la caravana supera los 4.250 kilos o el peso de la caravana es mayor a 750 kilos, se necesitará el permiso B+E. Este permiso autoriza conducir conjuntos de vehículos acoplados compuestos por un vehículo tractor, de los que autoriza a conducir el permiso de la clase B, y un remolque y semirremolque cuya masa máxima autorizada no exceda de 3.500kilos.

Además, si las caravanas tienen una masa máxima autorizada inferior o igual a 750 kilos, no es necesaria su matriculación. Por el contrario, si superan los 750 kilos será necesario acudir a la Jefatura de Tráfico para matricularlos.

Igualmente, hay que tener en cuenta un último elemento para nuestro viaje: el seguro. Solo si la masa máxima autorizada de la caravana es inferior o igual a 750 kilos no es necesario asegurarlo, pero por el contrario, si supera esa cifra, habrá que contratar un seguro extra para el vehículo en cuestión.

Cómo afecta la caravana al vehículo

Necesitamos asegurarnos de que el vehículo en el que vamos a viajar cumple las condiciones necesarias para poder transportar caravanas. Para ello hay que comprobar la ficha técnica de dicho vehículo, así como el peso que puede soportar ya que no todos los vehículos son aptos para poder cargar con una caravana.

En el caso de que no cumpla las condiciones necesarias y como indica el Reglamento de Vehículos, necesitaremos añadir un enganche en la parte trasera del vehículo que requiere una reforma en la tarjeta ITV.

La velocidad en una caravana

En cuanto a la velocidad, el Reglamento de Circulación indica en su artículo 48 las máximas que no deberán ser rebasadas:

En autopistas y autovías, el límite de velocidad para un vehículo con una caravana de menos de 750 kilos es de 90 km/h y de mas de 750 kilos es de 80 km/h.
En carreteras convencionales, el límite de velocidad para todos los vehículos es de 80 km/h aunque fuera en las vías fuera de poblado es de 70 km/h.
En centros urbanos, el límite de velocidad es de 50 km/h.

Finalmente, hay que tener en cuenta que estamos conduciendo un vehículo de mayor longitud por lo que a la hora de adelantar es necesaria una mayor distancia entre los vehículos y una maniobra más larga.

Asimismo, es aconsejable el uso de marchas cortas cuando el vehículo se encuentre en pendientes: esto beneficiará la seguridad de los pasajeros y hará que el motor no se dañe.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Con la casa a cuestas, la mejor opción para ahorrar en verano

Empieza la operación salida de verano

Olvídate de las multas en verano

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×