Los “tickets de la hora”

La casuística de los tickets en zonas con limitación horaria

Gracias a los avances en tecnología es más fácil obtener la autorización preceptiva para estacionar en zonas con limitación horaria, lo que se conoce como “tickets de la hora”.

Esto se puede realizar a través de la simple descarga de una aplicación móvil.

Ventajas de la aplicación móvil

A priori comprobamos que esta aplicación tiene numerosas ventajas respecto al parquímetro.

Por una parte, con la apertura de la aplicación en tu móvil, el GPS te ubicará en el mapa y solo hay que confirmar el sitio donde has aparcado.

El ticket obtenido se encontrará en una base de datos a la que tiene acceso el controlador de la zona a través de tu matrícula.

Por lo que no hace falta dejarlo de forma física en el coche.

¿Qué pasa si el GPS no nos ha situado en el lugar correcto donde hemos estacionado?

En ocasiones, a pesar de haber abonado la tasa de aparcamiento a través de la aplicación móvil, nos han sancionado por estacionar sin ticket.

Esto puede suceder, si el geolocalizador de la aplicación móvil nos ha situado en una zona distinta de la que realmente estábamos.

Nos encontramos ante la situación, de, por un lado, pagar el ticket del parquímetro y, además, haber sido sancionados con una multa de alrededor de 60 euros.

El juzgado responde ante este hecho

El Juzgado nº 02 de lo Contencioso-Administrativo de Madrid se ha pronunciado al respecto, sosteniendo en este tipo de casos la inexistencia de infracción.

En este caso, se había efectuado el pago del ticket, y debido a un error en la geolocalización del GPS de la aplicación, situaron al usuario en un barrio distinto.

Por ello, el Juez en la sentencia indica que el ticket ampara la hora en la que se cometió la infracción,.

Por este motivo, a pesar de existir un ticket para un barrio distinto, no se puede considerar como una infracción.

Consideraciones

El Juez considera que, debido al error de geolocalización, se excluye el elemento de culpabilidad de la infracción.

El usuario a través de la aplicación realiza el pago del ticket y obtiene un recibo que no tiene validez por el error de geolocalización.

De modo que, no se puede achacar la responsabilidad al conductor, ya que esto supone el desplazamiento hasta el parquímetro físico para comprobar el lugar exacto.

Esto determinaría que esta aplicación de móvil creada para facilitar la labor de los usuarios sería inútil.

Esto supone un enriquecimiento injusto

Además, se estaría produciendo un enriquecimiento injusto, ya que no se acredita que la administración devuelva o compense el importe de la tasa con el de la multa impuesta.

Conclusiones ante esta situación

Por todo ello, y en vista de la indefensión ocasionada a los usuarios de esta aplicación, el Juez ha decretado la estimación de este supuesto.

Por parte de nuestro Departamento Jurídico seguiremos luchando por la defensa de los intereses de nuestros usuarios.

Marina Maldonado Casas

Dpto. Jurídico de Pyramid Consulting

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Aparcar en sentido contrario. ¿Me pueden multar?

La reserva de plazas de aparcamiento con móvil llega a Madrid

Parquímetros más caros para los más contaminantes

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×