Carta de un conductor a los Reyes Magos

El camino ya ha empezado y Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, se preparan para regalar ilusión en la noche más mágica del año a niños y mayores. Los hay que aún perezosos no han entregado su carta, por eso como ayudantes o pajes, desde Pyramid Consulting les hacemos llegar los deseos de este conductor, ¿será posible el milagro?

Queridos Reyes Magos,

Como en años anteriores os escribo mi carta con los regalos que más me pueden hacer ilusión. Por lo general he sido bueno, aunque como sé que sois Magos y no se os escapa ni una, tengo que reconocer que alguna vez  he pisado más de la cuenta el acelerador o he sido todo un temerario por aparcar sin poner el ticket de la zona azul. Sé que son comportamientos que no están bien y no me considero un conductor modélico, pero pago mis impuestos religiosamente y hasta los peajes que están bien amortizados.

Sufro las congestiones de tráfico diarias, las restricciones cada vez mayores de acceso al centro y las reducciones improvisadas y casi sin aviso de los límites de velocidad por el motivo de la contaminación.

Sin embargo el motivo de mi carta y mi mejor regalo viene dado en que se dote de más seguridad en nuestras carreteras. Me encantaría poder levantarme un día y que no haya quitamiedos que sesguen más vidas o baches que puedan resultar auténticos peligros para bicis o motoristas. La verdad es que no es una petición egoísta, ya que creo que las señales o marcas viales de nuestras carreteras, requieren de periódicas revisiones y no sufrir el abandono y dejadez que afecta finalmente a los conductores.

En su lugar se podría ahorrar más en otros aspectos, tales como nuevos e imponentes radares Pegasus, que cuentan con una tecnología tan mágica y cara, que busca incesantemente incrementar las multas de los conductores. Además ya hay un buen ejército aéreo, ¿es necesario seguir sumando? También sería otro punto digno de estudio, las nuevas flotas para las que no se reparan en gastos de vehículos con radares camuflados y casi imposibles de detectar que durante el pasado año han resultado tan mediáticos.

A esta lista se le suman nuevas incorporaciones de radares láser y hasta de tecnologías pioneras del futuro para que los conductores como yo, nos echemos a temblar, ¿hasta dónde se puede invertir en la técnica del espionaje para recaudar? Si a esto le sumamos los controles sorpresas y toda una técnica que viene siendo ya magistral en el escondite y camuflaje de los agentes, no dista en mucho lo que vivimos de ser un ‘Gran Hermano’ en tiempo y en la vida real.

Me gustaría que este año, se reforzaran medidas de seguridad, que los controles de alcohol y drogas pasasen al olvido porque ya los conductores toman en serio la responsabilidad al volante y que la recaudación con multas dejase de ser la prioridad de este sistema. A cambio  prometo que no enfadaré a los controladores del ORA, respetaré la velocidad y esperaré paciente el futuro cambio de los límites, sin olvidarme de pasar la ITV ni de pagar todo recibo que me llegue.

Un atento saludo de un conductor ingenuo o esperanzado

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×