Protocolo ante un accidente de moto

Cómo actuar en un accidente de moto

Todos los accidentes de tráfico pueden ser peligrosos y requieren que se tomen una serie de medidas en cuanto vemos alguno. Pero si se trata de un accidente de modo debemos ser especialmente cuidadosos.

Cada vez hay más motocicletas en nuestras carreteras. Tanto es así, que actualmente suponen el 10% de nuestros vehículos, unos 3,2 millones. Pero también ha aumentado su tasa de siniestralidad: en el 24% de los accidentes con víctimas estuvieron, de alguna manera, implicados los motoristas.

Según datos de Abc, cuando hay víctimas mortales, en el 95% de las ocasiones el fallecido fue el propio motorista. Los incidentes más comunes tuvieron que ver con la velocidad, invadir el carril contrario, y con adelantar incorrectamente.

La obligación de auxilio

Cuando presenciamos un accidente, tenemos la obligación (no sólo moral, sino legal) de prestar auxilio a los implicados. Como establece el Código Penal en el Título IX, artículos 195 y 196, donde se tipifica la omisión de socorro: “El que no socorriere a una persona que se halle desamparada y en peligro manifiesto y grave, cuando pudiere hacerlo sin riesgo propio ni de terceros, será castigado con la pena de multa de tres a doce meses”.

Teniendo claro que debemos prestar auxilio ante un accidente, lo primero que debemos hacer es mantener la calma. Sólo así podremos avisar al resto de conductores del accidente mediante los triángulos de emergencia. Además, es importante no olvidar ponernos nosotros mismos los chalecos reflectantes.

Al mismo tiempo, debemos avisar a las autoridades y servicios de emergencia.

No es conveniente, en ningún caso, mover a las víctimas de un accidente. No así, lo que sí podemos hacer es tranquilizarlas mientras llega la asistencia sanitaria. Cuando se trata de un accidente de moto, no debemos tampoco quitarles el casco, o podríamos provocar complicaciones.

Qué hago si soy yo la víctima

Si el accidente lo sufrimos nosotros mismos, también tendremos que tomar medidas al respecto. Así, lo más importante es reaccionar a tiempo: debemos soltar la moto para evitar lesiones en las muñecas o quedar atrapado.

Antes de la caída también y si podemos pensarlo, resulta recomendable colocar los brazos y piernas en línea, para evitar roturas en las extremidades y girar sobre el suelo.

Una vez se haya efectuado ya el accidente, debemos observar alrededor e intentar retirarnos de la vía a un lugar seguro. A continuación, con la mayor calma posible, sopesaremos los daños propios. Tampoco debemos quitarnos nunca el casco ni movernos demasiado hasta que llegue la ambulancia.

Esto será más fácil si vamos adecuadamente equipados y con la vestimenta adecuada. Además es crucial mantener una buena posición en la moto, respetar las señales viales y respetar los tiempos de descanso.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Etiquetas medioambientales para motos

Cómo evitar el calentamiento del motor en verano

Cómo conservar tu moto como nueva

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×