La primavera la sangre altera

Cómo conducir en primavera si eres alérgico

Ya ha llegado la primavera. Los campos se ponen en flor, los días son más largos.. y los alérgicos se olvidan de respirar normalmente hasta verano.

Con la llegada de la primavera, más de ocho millones de españoles alérgicos al polen comienzan a manifestar los primeros síntomas. Según los expertos, se intensificarán en los próximos meses de abril, mayo y junio por la polinización de las gramíneas, el plátano de sombra y el olivo.

Por eso, muchos alérgicos quieren paliar los efectos negativos de la primavera con medicamentos que, aparentemente, les sientan bien.

Combatir a la primavera con medicamentos

Cada alérgico es un mundo, pero todos tienen algo en común: el deseo de minimizar, el la medida de lo posible, los efectos nocivos de la primavera.

De esta manera, los antihistamínicos, los broncodilatadores o los antiinflamatorios son esenciales para minimizar los efectos y aliviar los síntomas propios de un cuadro alérgico en primavera.

No obstante, hay que tener mucho ciudado con estos fármacos. Y es que pueden producir somnolencia y disminuir la atención. Ambos efectos secundarios pueden ponernos en riesgo a la hora de conducir.

Trucos naturales

Por eso, si en primavera no quieres renunciar a ponerte al volante, te dejamos una serie de consejos que harán que los efectos del polen se minimicen:

– Evita conducir durante el amanecer y el atardecer

Estas son las horas en las que la cantidad de polen, típico de la primavera, es más elevada. Por eso, si evitas esas horas evitarás también las molestias más agresivas.

– Deja a tu mascota en casa

Es aconsejable evitar llevar a tu mascota en el coche. Aunque no seas, en principio, alérgico a su pelo, su presencia puede empeorar tu alergia al polen.

– Las ventanillas, mejor subidas

Puede parecer una perogrullada, pero si queremos evitar el polen, los mejor es poner barreras entre él y nosotros. Y la primera y más sencilla es dejar cerradas las ventanillas.

Este consejo es también aplicable en nuestras casas. Así, habrá que ventilar al levantarnos, y después mantener las ventanas cerradas para evitar que el temido polen, tan típico de la primavera, se instale en nuestro hogar.

– Un coche limpio es un coche seguro

Cuando vas conduciendo, un ataque de alergia no es sólo incómodo, sino también peligroso. Por eso, debes tener el coche preparado para que no llegue a producirse.

Cuando más limpio lleves el habitáculo, mejor. Por eso, nunca está de más hacer una limpieza en profundidad (aún estás a tiempo), evitando, además del polen, el polvo.

– Coches anti-alergia

La tecnología avanza, y también lo hace para ayudarnos a disfrutar de la primavera. Fabricantes como Ford llevan años utilizando materiales en sus modelos que repelen el polen a través de unos filtros especiales.

La única pega es que ese filtro tendrá que estar siempre en condiciones óptimas, por lo que deberá ser sustituido, al menos, una vez al año.

Si esta ifnromación te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

¿Cómo conducir en Estados Unidos?

Consejos de conducción: cómo conducir en días de lluvia

La postura correcta para conducir

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×