Si el coche es robado no tendrás derecho a reclamación

Cómo saber si un coche es robado

Car sale

A a hora de comprar un vehículo de segunda mano, son muchas las cosas en las que debemos fijarnos. Una de ellas, sin duda importante, es si no será robado.

Además de a nivel legal, comprar un coche robado nos puede afectar también a nivel económico. Y es que si lo compras no podrás hacer ningún tipo de reclamación, ya que su legítimo propietario tendrá todo el derecho a reclamarlo.

Tal y como indican en el diario Abc, la compra de un coche de segunda mano es una de las opciones más frecuentes entre los conductores. No obstante, según la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, la garantía de este tipo de vehículos debe ser formalizada por escrito independientemente de la factura o del contrato de compra-venta.

Cuando llevemos a cabo esta operación, ya sea entre particulares o con profesionales, habrá que hacer un contrato con las condiciones de venta.

La importancia de los contratos

De todos modos, aunque en el contrato no quedase formalmente establecidos los seis meses de garantía, sí se podrá exigir al vendedor el saneamiento de posibles vicios ocultos. Esto es así independientemente de que el vendedor sea un profesional o un particular. No obstante, puede darse el caso de un miedo mayor muy frecuente entre la sociedad, ¿y si el coche que quiero comprar es robado?

Es importante tener claro, ante todo, que si caemos en un engaño de ese tipo no podremos hacer ninguna reclamación. Y es que el legítimo propietario tendrá todo el derecho a reclamar aquello que le ha sido robado.

En la compraventa de automóviles usados muchos delincuentes encuentran su negocio particular. Así, se trata de productos con gran valor, y con una salida bastante rápida. Es por eso que muchos ladrones, una vez han robado un coche, deciden venderlo, ya sea a un desguace o a otro país.

Qué hacer para que no nos vendan un coche robado

Desde Cosas de coches nos dan 3 consejos para no caer en este tipo de engaños:

1. Pide el Informe de Antecedentes del Vehículo

Lo primero que debes hacer cuando te interese un coche es solicitar a la Dirección General de Tráfico el Informe de Antecedentes del Vehículo. Estos datos corroborarán que no existe ningún problema a la hora de hacer la transacción y te informarán de su última ITV, si tiene multas pendientes y si todos los impuestos están al día. Cuesta unos 8 euros.

2. Comprueba los datos facilitados por el vendedor

Si notas que alguna de las informaciones del vehículo no se corresponde con su documentación, descarta la compra. Esto puede ser, por ejemplo, que no coincida el número de bastidor (puedes consultarlo en la luna delantera o en el motor), o uno de los trucos más comunes en la venta de coches: la modificación de los kilómetros del coche. Tendrá que coincidir con los datos de la última ITV.

3. Cuidado con actitudes «desesperadas»

Se trata de una relación de intercambio. Por eso, el vendedor deberá facilitar toda la documentación oficial del vehículo, desde los permisos a las revisiones pertinentes. Por eso, no debes aceptar ninguna excusa ni dar ningún pago por adelantado. Si ves alguna actitud que te haga sospechar, mejor buscar otro coche.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Qué hacer si tu coche cae al agua

Revisiones que necesitas para pasar la ITV

Cómo comprar un coche de segunda mano: algunos consejos (I)

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×