No olvides estas revisiones para superar la ITV

Revisiones que necesitas para pasar la ITV

Los más antiguos y los más nuevos. Todos los coches que tengan más de 4 años, tendrán que pasar la ITV. De forma periódica se revisará que no tienen fallos importantes que puedan ser un riesgo. Por eso, es conveniente hacerle algunas revisiones antes de ir a la estación de ITV.

Es importante tener claro qué revisiones son imprescindibles para pasar la ITV con tranquilidad. Ahora que está vigente la nueva normativa de la inspección, todavía más.

Qué revisiones son importantes

Si bien en la ITV se revisan múltiples elementos relacionados con la seguridad, algunos son los que requieren que las revisiones sean más minuciosas. Os detallamos los que ha enumerado Autofácil:

Las luces

El alumbrado está entre los elementos que deben ser sometidos a revisiones minuciosas. Eso incluye tanto las luces de posición, las cortas y las largas como los intermitentes, las luces antiniebla traseras (y delanteras, si el coche dispone de ellas), las luces de marcha atrás y las de freno. Habrá que comprobar que funcionan correctamente y que ninguno está fundido.

Si se trata de un vehículo moderno, es posible que tenga faros de xenón. En ese caso, también harbá que comprobar el funcionamiento de los lavafaros.

Los limpiaparabrisas

Cuando estás pasando la ITV, tienes uqe encender los limpiaparabrisas para que puedan comprobar que funcionan adecuadamente. Comprobarán que las escobillas barren correctamente, y que el líquido del depósito sale por los difusores.

Las ruedas

Las ruedas son elementos de seguridad muy importantes. Por eso, habrá que someterlas a revisiones exhaustivas.

La medida adecuada de las ruedas aparece en la ficha técnica del vehículo. Después, habrá que estar atento al desgaste, de modo que la banda de rodadura no sea inferior a 1,6 mm ni tenga deformaciones. Si no, no superaremos la ITV.

Cinturones y puertas

Durante la ITV se comprobará el estado de los cinturones de seguridad. Comprobarán, así, que los pretensores funcionan adecuadamente. Se comprobará igualmente que las puertas abren y cierran correctamente desde fuera del vehículo.

El aceite

Cualquier pérdida de aceite puede suponernos un disgusto. Lo mismo ocurre con pérdidas de refrigerante por la parte inferior del motor o la caja de cambios.

Control de humos

A lo vehículos, especialmente los diésel, se les somete a revisiones de control de emisión de humos.

Para superar esta prueba, es recomendable recorrer algunos kilómetros antes de ir a la estación. También conviene rodar a un mayor número de revoluciones por minuto para limpiar el hollín que se acumula en el sistema de escape.

La suspensión

Es imprescindible que las rótulas de la dirección, los silentblock y el conjunto de amortiguadores y muelles se encuentren en perfecto estado. Durante la ITV también comprobarán que la suspensión cumple con los requisitos de homologación del vehículo.

Los frenos

Otro aspecto que hay que llevar al día en las revisiones. Durante la inspección, un técnico comprobará, a través de unos rodillos, el estado de los frenos delanteros y traseros. Comprobarán, igualmente, que la frenada no está descompensada.

La chapa

Si bien no importa que esté en un estado poco estético, la chapa puede tener algunos fallos que nos hagan suspender la ITV. Esto incluye el estado de los faros, de los paragolpes, las matriculas o de los retrovisores, que no pueden estar rotos. Tampoco pasará la ITV un coche con sus cristales en mal estado, ya sea por chinazos graves o por grietas. Si llevas el coche limpio, dará una mejor impresión al técnico.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

La nueva ITV ya está en marcha

La nueva ITV

¿Cuándo tengo que cambiar los neumáticos?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×