Los plazos para pagar el Impuesto de circulación

Cuándo se paga el Impuesto de circulación
Algunos lo conocen como Impuesto de circulación, otros como “el papelito”. Pero su nombre oficial es el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica.

El Impuesto de circulación es una tasa municipal que se paga anualmente. Al ser municipal, es cada Ayuntamiento el que fija los plazos para pagarlo, por lo que de una región a otra cambiarán. No obstante, suele ser entre el 1 de abril y el 31 de mayo.

Es un impuesto que se aplica a todos los vehículos aunque, tal y como señala el diario Abc, algunos tienen bonificaciones. Así, la mayoría de los ayuntamientos establecen descuentos para híbridos, eléctricos e híbridos enchufables que pueden alcanzar el 70%.

Los vehículos históricos

Igual que con los considerados vehículos menos contaminantes, los históricos también tienen bonificaciones. Así, pagarán un importe más bajo de Impuesto de Circulación, siempre que estén matriculados como vehículo histórico. De hecho, según el lugar de residencia, puede ser hasta gratuito.

También es gratuito para los vehículos destinados al transporte público de viajeros, para el uso agrícola, las ambulancias y los vehículos con matrícula diplomáticas y los que están adaptados a personas con movilidad reducida.

¿Quién paga el impuesto de circulación?

Salvo estas excepciones, el titular de un vehículo a día 1 de enero del año natural tendrá que pagarlo. Será así independientemente de que se trate de una persona física o jurídica: siempre lo abonará quien figure en el Permiso de Circulación.

Este impuesto depende directamente de los ayuntamientos. Por eso, tendremos que dirigirnos allí para poder pagar, aunque la mayoría avisa a los propietarios en sus domicilios. Suelen enviar una carta de pago con la que abonarlo en las entidades bancarias, por transferencia o con un ingreso.

El plazo para hacer el pago dependerá de cada Comunidad Autónoma, aunque suele ser bastante amplio.

En función del tipo de vehículo que sea, la tarifa será una u otra. También depende de la potencia y lo contaminante que sea el vehículo.

He vendido mi coche. ¿Quién paga el papelito?

Si se trata de un vehículo de segunda mano, tanto el comprador como el vendedor deben conocer los impuestos y gravámenes a pagar.

Y es que si la compraventa tiene lugar entre particulares con el año ya iniciado, el pago tendrá que hacerlo quien fuese propietario el 1 de enero. Tendrá validez hasta el 31 de diciembre.

El comprador, en cambio, no tendrá que pagarlo. Una vez se haga el cambio de titular en Tráfico, el responsable de ahí en adelante será el comprador.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Vehículo histórico, qué requisitos tiene que cumplir

¿Cómo transferir un vehículo?

Impuesto medioambiental en lugar de la matriculación

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×