En qué situaciones una grúa se llevará el coche

Cuándo se puede llevar la grúa el coche

La temida grúa puede aparecer en nuestras vidas en distintas ocasiones. Así, acudiremos a ella en caso de avería, pero otras veces no vendrá precisamente porque la llamemos nosotros. Si estamos mal estacionados, por ejemplo, el vehículo terminará en el depósito.

Una rueda pinchada, un coche estacionado en plaza de minusválidos sin el distintivo necesario para ello o una avería del motor. El factor común en estas situaciones es clara: en todas ellas aparecerá una grúa y se llevará el vehículo.

¿Puede la grúa llevarse mi coche en cualquier situación?

Si bien en determinadas situaciones seremos nosotros los que llamemos a la grúa, otras veces será una grúa municipal la que acuda a nuestro vehículo motu proprio. Pero, eso sí, no puede hacerlo por cualquier motivo, sino que tendrá que ser uno de los siguientes supuestos:

– Cuando el vehículo suponga un peligro o provoque graves problemas de circulación. Esto implica tanto la circulación de personas como de vehículos o transportes públicos. Lo mismo ocurrirá si está deteriorando el patrimonio público.

– Si el vehículo estuviese implicado en algún accidente que le impida continuar la marcha, tendrá que mover el vehículo.

– Cuando un vehículo está inmovilizado por deficiencias, tendrá un plazo de 48 horas para solucionarlas. De no ser así, estando el vehículo en la vía pública, será trasladado al depósito.

– Cuando las autoridades detectan un vehículo que circula sin seguro, procederán a inmovilizarlo. Acto seguido, la grúa se lo llevará.

– Cuando el infractor se niegue a depositar o garantizar el pago del importe de la multa.

– Cuando un vehículo está dado de baja, tampoco puede circular. Es un caso más en el que quedará en manos de la grúa municipal.

– Un vehículo estacionado más de un mes en el mismo sitio puede considerarse abandonado. Y es que, si tras dejar avisos en el coche, éste no se mueve o presenta graves desperfectos que impidan su movilización, será desplazado al depósito por una grúa.

¿Se puede recurrir el importe de la grúa?

Ante cualquier situación injusta que vulnere nuestros derechos como conductores, podremos recurrir. Así pues, si no estamos de acuerdo con la retirada del vehículo, podremos tomar medidas.

Por eso, se podrá presentar un recurso tanto por la multa como por el coste del desplazamiento o la estancia en el depósito municipal.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Coche embargado tres años después

Consejos prácticos para recurrir multas de aparcamiento

Cómo recurrir una multa de tráfico

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×