El radar de tramo de Madrid funcionará desde junio

El 1 de junio el primer radar de tramo en vía urbana de España dejará de estar en pruebas. Por eso, quienes pasen con su coche por la zona de Usera deberán extremar sus precauciones, puesto que se juegan sanciones de hasta 600 euros si circulan a más de 50 km/hr.

El primer radar de tramo en el centro de Madrid ha estado un año en pruebas. Durante este tiempo, ha captado que una media de 104 conductores diarios (casi el 3% del total) incumple el límite de velocidad en la zona, es decir, entre la glorieta de Cádiz y el enlace con la calle Tolosa Latur. Desde ahora y hasta el 31 de mayo, quien cometa una infracción será informado pero no sancionado. A partir del 1 de junio empezará a ponerse multas.

Inés Sabanés, la delegada de Movilidad y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, ha sido la encargada de explicar la decisión: «Queremos implantar un nuevo modelo de gestión de multas que tenga como objetivo fundamental más prevención y no una visión recaudatoria». Su departamento ha identificado «procedimientos obsoletos» en esta materia que no se correspondían con «la nueva línea» de trabajo diseñada por el Gobierno  de la capital.

El radar de tramo de Madrid

El radar de la avenida de Córdoba comprende un tramo de 1.031 metros de longitud. Su forma de funcionar es igual que la de los demás radares de tramo instalados en vías interurbanas, como es el ejemplo del túnel del Puerto de Guadarrama: en uno de los extremos se colocan cámaras que hacen fotos de las matrículas y registran la hora exacta, con segundos, a la que pasan por allí los vehículos. Al término del trazado bajo vigilancia hay otro equipo audiovisual que hace lo propio, pudiendo calcularse así la velocidad media del recorrido.

Este primer radar de tramo se sitúa en Usera por ser un punto con “alta siniestralidad”.  Según datos de la Policía Municipal, desde 2010 en ese punto se han producido 3 atropellos, y una colisión con fallecidos.

Durante el tiempo que ha estado enpreubas, el radar ha tomado nota de que el 77% de los conductores “cazados” habrían cometido una infracción leve, lo cual supondría una multa de 100 euros. El resto, un 22%, habría incurrido en una falta grave, pudiendo llegar a perder 300 euros y 2 puntos del carné, 400 y 4 puntos o, en el peor de los casos, 500 euros y 6 puntos.  De ser una pena muy grave, el conductor perdería durante 2 meses el carnet, además de tener que pagar una sanción de 600 euros.

Si esta información te ha resultado útil, te invitamos a que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Más radares móviles para nuevos tramos peligrosos

Nuevos radares de tramo para vías secundarias

Los radares de tramo en España

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×