Guía para sobrevivir a las multas de tráfico en las calles de Madrid

El verano trae oleadas de turistas a nuestras ciudades. Un auténtico puntazo recaudatorio si se desconocen las restricciones a algunas calles y zonas, que conducen directas a multas de tráfico. Para contrarrestar ese abusivo interés en la sanción, lo mejor el poder de la información: los focos de multas más frecuentes en Madrid.

Madrid, la ciudad que siempre acoge a todos, resulta una trampa perfecta con multas para los que desconocen sus calles y accesos prohibidos. Determinados focos, resultan clave para la recaudación ante unos visitantes impotentes, que se traen de la ciudad un mal recuerdo por su experiencia a golpe de sanción.

Nueve de los lugares que acumulan más multas de tráfico se encuentran en el distrito centro y la razón principal se encuentra en los accesos restringidos a determinadas calles. Una razón que puede parecer superflua pero que sin embargo es el principal motivo de queja de los usuarios que desconocen el peligro de estas calles, sirviendo de motor para que este éxito de recaudación pueda extenderse a otras zonas más alejadas del centro, tales como los barrios de Universidad y Justicia.

Por lo pronto, el peligro real reside en si se quiere circular por el centro con el vehículo, existiendo determinadas calles, no siempre correctamente señalizadas, que impiden el acceso con dichos vehículos.  A más de 664 multas por día, estas calles cuentan con motivos suficientes para grabarnos sus nombres a fuego y de esta forma no elevar las cifras de las que se sienten tan poco orgullosos los madrileños.

Calles para memorizar

Esto ocurre en la calles que delimitan el denominado barrio de Embajadores tales como son, Carlos Arniches 32; en la calle de Miguel Servet 1; al comienzo de la Ribera de Curtidores y en la Plaza de Lavapiés. Una señalización “liosa” que no ha sufrido ningún cambio pese a las repetidas quejas de los conductores, en una zona donde todo queda registrado en las cámaras.

Sin embargo los casos más escandalosos que elevan a 18.000 multas por su acceso, los encontramos en la Plaza de Santa Ana, en la Plaza del Ángel o en la calle Fucar, zonas destinadas exclusivamente para la circulación de los residentes, clientes de hoteles y aparcamientos.

Calles acceso restringido Madrid

Conociendo estos puntos calientes y teniéndolos debidamente apuntados para no acceder a estas zonas, se podrá guardar un buen recuerdo de la estancia en Madrid sin anécdotas que empañen de ninguna manera el viaje.

¿Cómo recurrir una multa de aparcamiento?

¿Cómo recurrir las multas de zona azul?

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×