La manipulación del tacógrafo tratada como delito

Si bien hasta ahora la manipulación del tacógrafo era sancionada por las Comunidades Autónomas o por el Ministerio de Fomento, en algunas comunidades como Cataluña se ha empezado a considerar que esta manipulación podría ser castigada de acuerdo con el Código Penal por un supuesto delito de falsedad.

Y es que, como decíamos, hasta ahora eran las Comunidades Autónomas o, en su defecto, el Minsiterio de Fomento, quienes sancionaban a las empresas obligadas al uso del tacógrafo. Lo hacían a través del correspondiente expediente administrativo sancionador en base a la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres y de su reglamento. La mayoría de las veces, eso suponía una multa de 4.601€, así como la posterior acreditación de haber subsanado y suprimido la irregularidad. Además, sin perjuicio de ello, la Administración actuante proponía al órgano competente para que esa empresa fuera inspeccionada.

Pero ahora, en comunidades como Cataluña se están tramitando causas penales por manipular el tacógrafo. De hecho, en los dos últimos años se han tramitado hasta 30 causas penales por ello.

La Fiscalía contra la manipulación del tacógrafo

Así pues, recientemente la Fiscalía de Seguridad Vial habría dado instrucciones a sus fiscales para perseguir la manipulación del tacógrafo como un delito, es decir, como una infracción penal y no administrativa. Así, dicha Fiscalía habría dado órdenes a la Subdirección General de la Inspección del Ministerio de Fomento para que persigan especialmente esta conducta, ya sea cometida por la empresa transportista, sus conductores e incluso los talleres que las realicen.

Esta instrucción estaría basada en la demostración de que las presiones económicas y la competencia en el transporte por carretera ha llevado a determiandas empresas y conductores a no respetar según qué normas, en este caso las referentes a los tiempos de descanso durante la conducción.

Por ello, atendida la realidad expuesta y vistos los graves peligros que suponen estas conductas y las orientaciones de la Unión Europea, la Fiscalía de Seguridad Vial, considera ajustado a derecho castigar penalmente los comportamientos de manipulación de los aparatos de control.

Por tanto, de acuerdo con la instrucción de la Fiscalía de Seguridad Vial, estas manipulaciones se perseguirán y castigarán en su caso, de acuerdo a las circunstancias concretas del mismo, en base al art. 392 del Código Penal, con penas de entre 6 meses a 3 años de prisión y multa de 6 a 12 meses.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Infracciones en camiones: velocidad y exceso de horas

Requisitos para los megacamiones en carretera

DGT controla en campaña a furgonetas y camiones

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×