Las multas de tráfico en Granada experimentaron en el ejercicio de 2012 una ligera bajada ascendiendo a 215.383 sanciones frente a las 217.338 impuestas en el año anterior. Sus principales instigadores se tratan de las cámaras de tráfico, agentes de la Policía Local y agentes del estacionamiento limitado, que velan para que las calles tengan un orden y al mismo tiempo se recaude el dinero necesario fijado en los presupuestos.

Lo curioso del caso es que en el pasado 2012 las principales responsables de atemorizar a los conductores y de sancionar cualquier acción considerada como penalizable en ciudad, han sido las cámaras de tráfico que han denunciado a 22.000 vehículos más, frente a las 20.000 multas puestas por la Policía Local. Al parecer y según se tiene constancia estos no están llevando una huelga de bolis caídos, sino que están apostando más por las advertencias y amonestaciones para no caer en la imposición constante de sanciones.

Una acción que de ser cierta sería todo un buen ejemplo para demostrar que los agentes no sólo cumplen con una función recaudadora sino, que están para velar e informar del tráfico y situaciones a los ciudadanos. Una labor que por ciertos episodios se está empañando.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×