El accidente de Felipe de Edimburgo

Los accidentes de los ancianos al volante

El pasado viernes 18 de enero, Felipe de Edimburgo a sus 97 años, sufrió un aparatoso accidente de tráfico del que resultó ileso.

Según datos de los medios británicos era el propio Príncipe el que conducía el coche cuando se produjo el siniestro. El accidente ocurrió cuando el coche del príncipe Felipe se incorporaba a un carril y se vió involucrado otro automóvil.

Felipe de Edimburgo, renueva su carné de conducir cada tres años, tal y como exige la ley británica pero, aunque estaba todo en regla, el accidente ha abierto el debate de la edad máxima para poder conducir ya que el Príncipe tiene 97 años.

Los expertos exponen que se debería poner una edad máxima para poder conducir, al igual que existe la edad mínima de 18 años. Cuando llegamos a cierta edad, se da una decadencia física y mental que es inevitable.

Sólo en España, hay 3,8 millones de conductores que tienen más de 64 años y un 39,5% de la población exponen que han sufrido situaciones de riesgo a causa de algún anciano al volante en la carretera.

Aún así, la OMS aconseja que no se deje apartar a los ancianos del volante si una justificación ya que para las personas mayores les proporciona calidad de vida e integración. Además, aseguran que no debe basarse en la edad la posibilidad de conducción sino en las condiciones psicofísicas.

Accidentes y las personas mayores

En uno de cada diez accidentes que se producen están involucradas personas de más de 65 años. Estos accidentes se producen, sobre todo, en vías urbanas o salidas de vía.

En la Ley sobre el Tráfico, se expone que siempre el conductor debe estar en condiciones para conducir pero no se especifica nada de la edad en la que se puede conducir.

Las políticas europeas no restringen por edad la conducción pero si que lo hacen a ciertas horas del día o en zonas determinadas. En ciertos países, se quiere limitar esto ya que se considera que los mayores sufren pérdida de visión nocturna.

En España, la única norma que se refleja es que a partir de los 65 años la vigencia del carné clase B pasa de los 10 años a los 5 años aunque los expertos aseguran que debería hacerse reconocimientos a los mayores cada dos o incluso cada año.

En 2017, en España, se hicieron 690.000 reconocimientos médicos a los mayores de 65 años. El 81% fueron aptos para la conducción pero con ciertas restricciones por problemas visuales, perceptivos motores y auditivos.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Los hijos mayores conducen peor

¿Cuándo se es demasiado mayor para conducir?

Límites para el carnet de conducir a las personas mayores

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×