El gran aliado de Tráfico para mantener cumplidos los límites de velocidad en Málaga son sus radares. Su efectividad ha disparado a lo largo del pasado año las multas de tráfico, superando el 20%, lógicamente motivado también por las nuevas incorporaciones que se han ido sumando en las carreteras de la región.

En total por el motivo de exceder la velocidad, 59.432 conductores se llevaron una multa de tráfico el año pasado. Una cifra aportada por el Ayuntamiento de Málaga que dejaba más que patente el incremento que se ha producido con respecto a su antecesor (un 18,45% que viene a traducirse en 9.259 denuncias más). Esto implica su récord histórico amparado en una concreta explicación.

Las principales razones que apunten a esta imponente crecida, se deben a la incesante actividad de los radares tanto fijos como móviles, además del continuo trabajo de los agentes a la hora de denunciar infracciones de la Ley de Seguridad Vial. Un cometido que desde un principio se tomaron muy en serio y que junto con la labor de los dispositivos de control han sido los artífices de esta crecida.

Precisamente el problema de la velocidad ha sido una asignatura por la que ha trabajado continuamente a lo largo de estos meses. Mediante campañas y nuevas incorporaciones de radares, instalados algunos desde el verano y otros de cara al invierno, se ha pretendido con ello un férreo control en las vías para que no haya descontroles con los aceleradores. Un cometido que se ha visto completado con actuaciones preventivas, controles nocturnos y otro tipo de infracciones de tráfico que han hecho de la provincia unas cifras de récord.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×