No consumas estos medicamentos si vas a conducir

Medicamentos peligrosos para conducir

Determinados medicamentos pueden ser una amenaza si los ha consumido un conductor. Y uno de sus principales peligros es que sus consumidores habituales no saben que no deben conducir.

El Instituto Nacional de Toxicología ha publicado datos acerca de la incidencia de determinados medicamentos en la conducción. Así, afirman que el 21% de los conductores y el 32% de los peatones que perdieron la vida en 2016 (y a los que se practicó la autopsia) dieron positivo en psicofármacos.

Por orden, serían los ansiolíticos, los medicamentos para dormir, los antidepresivos, los antihistamínicos y algunos tratamientos oftálmicos, según recoge Ecomotor.

Los efectos secundarios de los medicamentos

El riesgo de consumir estos medicamentos y conducir reside, naturalmente, en los efectos secundarios. Y es que pueden provocar somnolencia, disminuir los reflejos y aumentar el tiempo de reacción.

Es por esto por lo que en 2007 se creó un pictograma de alerta junto a la leyenda ‘Conducción: ver prospecto’ en determinados medicamentos. En la actualidad, el 20% de los principios activos en España incorporan este pictograma, que si bien no prohíbe la conducción, sí tiene la finalidad de alertar tanto al farmacéutico como al paciente que lo consume.

Los seis medicamentos que más afectan

El Servicio Gallego de Salud (SERGAS) ha elaborado un estudio con el que ha determinado qué medicamentos son los que mayor efecto tienen en la conducción.

Benzodiacepinas

La mayoría de los conductores fallecidos en accidente de tráfico que dieron positivo en psicofármacos habían tomado este tipo de medicamentos. Aquí hay que diferenciar entre las benzodiacepinas de acción corta y las de acción intermedia. Si las primeras se toman por la noche, a la mañana siguiente se podría conducir; con las de acción intermedia no.

Antidepresivos

Sí se podrá conducir una vez que el tratamiento se haya estabilizado, obteniendo una respuesta positiva. En caso contrario, es mejor no hacerlo.

Antihistamínicos

Si bien los antihistamínicos no precisan de receta médica y gran parte de la población los consume de forma habitual, también entrañan riesgos. A priori, sólo afectan a la conducción los de primera generación, pero algunos de los más nuevos incorporan en su prospecto que se recomienda precaución al volante.

Opioides

Es posible que estos medicamentos se tomen de forma crónica. En ese caso, una vez que el paciente desarrolla una tolerancia podrá conducir. Pero ante cualquier aumento de dosis, habrá que extremar las precauciones.

Antipsicóticos

Un paciente que tome antipsicóticos y aún no esté estabilizado no deberá conducir. En caso de haber alcanzado la estabilidad deberá igualmente tomar precauciones, tales como ir acompañado, moderar la velocidad, evitar las horas punta y los viajes nocturnos.

Antiepilépticos

La propia enfermedad ya incapacita para la conducción.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

¿Se puede conducir tomando antidepresivos?

Multa por medicarse con antidepresivos

La alergia y la conducción

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×