Cómo te afectan los medicamentos

Los medicamentos que afectan a la conducción

La seguridad es imprescindible en la conducción. Y, en ocasiones, la ponemos en juego sin saberlo por culpa de los medicamentos.

Según la DGT, 6 de los 15 fármacos más vendidos en España afectan a la conducción. Estos son el metamizol sódico, lorazepam, tramadol, metformina, alprazolam y lormetazepam. Hasta el 5% de los accidentes de tráfico está relacionado con este tipo de medicamentos.

Y es que si bien la sociedad está cada vez más concienciada con los peligros de combinar conducción con alcohol o drogas, son muchos los que todavía desconocen los peligros de algunos medicamentos al ponerse al volante. Además, los médicos a menudo no informan de estos riesgos.

Nunca te automediques

El 17% de los conductores afirma estar bajo tratamiento farmacológico. En más de un 26% de estos casos, los prospectos contienen la advertencia sobre un posible efecto en la capacidad de conducción. Además, el 76,5% de estos pacientes asegura que su médico o farmacéutico le advirtieron de los posibles efectos secundarios relacionados con conducir.

Es por eso que automedicarse nunca es una buena opción. Es importante infromarse sobre si ese medicamento puede afectar a nuestra forma de conducir. Y es que así evitaremos posibles accidentes de tráfico.

Qué medicamentos afectan al conducir

Los antihistamínicos

Con la llegada de la primavera, el consumo de antihistamínicos se dispara. No obstante, debemos tener en cuenta que provocan somnolencia y visión borrosa.

Los analgésicos

Si bien los analgésicos tienen muchos tipos, todos sirven para tratar el dolor. No obstante, pueden provocar somnolencia y mareos, al tiempo que pueden reducir la capacidad de reacción y la concentración.

Los antibióticos

Dentro de este tipo de medicamentos hay muchas variantes. Por eso, no todos afectan a la conducción. Eso sí, en algunos casos, como es el de el ciprofloxacino, puede provocar dolor de cabeza y nerviosismo. La minociclina, en cambio, provoca mareos.

Los antidepresivos

Si bien estos medicamentos son muy consumidos actualmente, no todos saben que pueden afectar a la conducción. Y es que provocan ansiedad, nerviosismo, somnolencia, visión borrosa y pueden afectar a la coordinación.

Los medicamentos para la migraña

Algunos fármacos como el sumatriptán y el rizatriptán pueden provocar somnolencia, mareos y debilidad.

Los ansiolíticos

Los fármacos para la ansiedad podrían provocar en el conductor somnolencia, además de disminuir la atención y la capacidad de reacción.

Los antirrítmicos

Algunos de estos medicamentos son la propafenona, la flecainida o la mexiletina. Su uso está destinado a frenar las alteraciones cardíacas, pero eso puede afectar a la conducción. Pueden provocar mareos, cefalea, visión borrosa y desorientación.

Los medicamentos para la diabetes

Todos los medicamentos para la diabetes pueden provocar hipoglucemia. Esta, a su vez, puede provocar inestabilidad, ansiedad, confusión, náuses y mareos.

Los antigripales

Los antigripales o anticatarrales provocan, sobre todo, somnolencia.

Los medicamentos para la tensión

La prazosina o la doxazosina pueden causar hipotensión postural, mareos y vértigos. Otros medicamentos para tratar la hipertensión, como puede ser el enalapril y el losartán, provocan fatiga, somnolencia e irritabilidad

Los antitusivos

Estas medicinas, como la codeína o el destrometorfano, también pueden afectar a la hora de conducir. Pueden provocar somnolencia, vértigo o confusión mental.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

La alergia y la conducción

El sueño al volante y sus riesgos

Trucos para no marearse en el coche

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×