Cómo no marearse al viajar

Trucos para no marearse en el coche

En coche, en tren o en avión. Hay personas que, simplemente, tienen tendencia a marearse al viajar. Pero podría haber aparecido el remedio definitivo.

Marearse durante un viaje es algo con lo que muchas personas han aprendido a convivir. Aunque suele darse más entre niños de entre 3 y 12 años, algunos adultos también lo padecen. Por eso, desde AutoBild han buscado hasta dar con el remedio perfecto.

¿Por qué algunas personas tienden a marearse?

Según dicen los expertos, la sensación de marearse de algunas personas al viajar se conoce como cinetosis o mal del movimiento. Su origen está en la estimulación excesiva de las estructuras del oído que regulan el equilibrio.

Como decíamos, lo más habitual es que se de en niños de entre 3 y 12 años. No obstante, también puede darse en adultos; las mujeres son más propensas a marearse, especialmente durante el embarazo.

¿Por qué se produce el mareo?

La forma más sencilla de explicar por qué nos mareamos en el coche es porque al estar dentro de un vehículo en movimiento (también te puedes marear en el tren, el avión o el barco), mientras tu te mantienes quieto se produce una disonancia entre lo que el cuerpo ve y lo que siente.

Los principales síntomas del mal del movimiento son palidez, sudores fríos, calor excesivo, nauseas y, en el peor de los casos, vómitos.

Conductas que hacen que nos mareemos

Entre los hábitos que puede provocar que una persona se maree, se encuentran los siguientes:

– Ir sentados a contramarcha puede influir en el hecho de marearse. No obstante, a los bebés no les afecta. Y es que como nunca han viajado de otra forma, su cerebro no lo conoce, por lo que no se marean.

Leer en el coche. Mientras leemos, la información que recibe el cerebro de los distintos sentidos no concuerda y entonces el mareo no tarda en aparecer. Lo recomendable es mirar por la ventanilla y marcar un punto fijo en el horizonte, lo más lejano posible.

Sentarse mal. Aquellas personas propensas a marearse deben vigilar especialmente cómo se sientan en el coche. El cuerpo debe estar lo más recto posible, para que no se mueva más de la cuenta en las zonas de curvas.

Sentarse en los asientos traseros. En las plazas de atrás se notan más los movimientos e inercias del coche, especialmente cuando hay acelerones o frenazos.

Un piloto brusco. La forma de conducir cuenta mucho a la hora de marearse. Los acelerones, los frenazos o los volantazos excesivos podrán contribuir a que nos mareemos. En cambio, si el conductor dirige el coche de una forma suave y a ritmo constante, las probabilidades de mareo disminuirán.

No ventilar lo suficiente. Un ambiente despejado contribuirá a un viaje sni sobresaltos. Lo más recomendable es, de vez en cuando, abrir una ventanilla para ventilar.

El aburrimiento. Un viaje entretenido, con música o una película, además de más divertido será menos susceptible de terminar en mareo.

El truco definitivo

Autobild ha recogido el truco definitivo, que había sido publicado en la web Cocinatis.

Como no podía ser de otro modo, en la página web centran su atención en la alimentación como método para evitar los mareos. Así, evitar comidas copiosas antes y durante el trayecto ayudará a evitar también los mareos. también hay recetas caseras como zumos de piña o papaya o infusiones de jengibre que dicen que ayudan mucho.

Pero, según dicen, el truco infalible es mucho más sencillo que todo eso. Y es que, dicen, tomar un polo de hielo en el momento en que empiezas a notar los síntomas del mareo podría ser la solución definitiva.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Cómo viajar con un perro

Los colores de alerta por nieve

GPS: cómo usarlo correctamente

Planificar un viaje: ¿en coche, en autobús o en tren?

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×