Existen algunas leyendas que planean en torno al mundo de las multas de tráfico. Atendiendo a las peticiones y numerosas dudas de los usuarios acerca de este tema, le dedicamos una entrada para que sepan lo que puede afectar el color del vehículo si hablamos de sanciones.

Difundido durante años por las redes, correos y otros canales, se ha hecho creer a mucha gente que el color del coche es un motivo que atrae multas de tráfico. Esto afecta principalmente a los colores chillones, argumentando en estas vías que pueden implicar despistes en otros vehículos cuando estamos en plena conducción. Por esta razón y otras muchas, queremos tranquilizar a los conductores al considerar que únicamente eso es un bulo o cadena destinada a generar confusión entre los ciudadanos.

Únicamente el color será objeto de multa de tráfico, si el conductor decide pintarlo de tal manera que simule o intente hacerse pasar por militar (en caso de verde en su tonalidad) o de un agente al tratarse ya de un delito de usurpación de funciones públicas e intrusismo, tal como viene bien recogido en el artículo 402 del Código Penal. Un caso extremo que además puede terminar también no sólo es sanción económica, sino también en penas de prisión.

Salvo este ejemplo completamente concreto y malintencionado en caso de producirse, el color no viene acompañado de multas de tráfico. Precisamente en la variedad está el gusto y no a todos nos tienen por qué convencer las mismas tonalidades. Ya lo dice el refrán “para gustos los colores” y más en la elección personal de un vehículo.

¿Cómo recurrir multas de aparcamiento?

¿Cómo recurrir una multa de zona azul?

Multas por alcoholemía ¿Cómo recurrirlas?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×