Multas por alcohol y drogas

Las multas por conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas están fuertemente castigadas por la ley española. Puede quedar sólo en una multa administrativa, pero puede llegar a lo penal.

Sólo por detectar que el conductor ha consumido drogas le corresponde una sanción, independientemente de la cantidad, el nivel o el tipo de droga que se haya consumido y podrían conllevar un delito penal.

A pesar de las consecuencias que suponen estos actos, son muchos los conductores que deciden poner su vida en peligro consumiendo este tipo de sustancias y conduciendo.

Una de las principales causas de esto es el desconocimiento de las tasas permitidas y las creencias en trucos caseros para bajar estas tasas.

A pesar de este desconocimiento, también llama la atención de la despreocupación por aprender las tasas que están permitidas.

Falsos mitos sobre alcoholemia y drogas

En concreto, un 35% de los españoles confían en remedios caseros que aseguran reducir los efectos de las drogas y el alcohol. Algunos de estos mitos son: comerse un caramelo de menta antes de soplar en el control, beberse dos claras de huevo antes de empezar a beber, chupar granos de café…

Pero el principal truco en el que creen todos los conductores es en esperar una o dos horas tras haber tomado las sustancias. Pero tienen que saber que ninguno de estos trucos funciona.

Se sabe que cuanto más joven es el conductor, más creen en estos trucos y las empresas se aprovechan de esto comercializando productos que prometen minimizar los efectos del alcohol y las drogas.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Empiezan las multas de Madrid Central

Las multas más frecuentes para los ciclistas

Las multas del SER con foto también se pueden recurrir

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×