Más piezas pirata

Piezas pirata: cada vez hay más

En una época en la que parece que nos hayamos acostumbrado a que se copien discos, perfumes o marcas, aparecen también las piezas pirata. Pero, igual que con el resto de productos, no ofrecen las mismas garantías que el original.

Es posible encontrar casi cualquier cosa de imitación. Ahora, también se puede con airbags, amortiguadores o pastillas de freno, que se venden simulando ser de marcas de prestigio. Así lo ha advertido EUROPOL (Oficina Europea de Policía), que asegura que se trata de una práctica cada vez más extendida.

Según dicen de la oficina policial, antes se falsificaban, más que nada, limpiaparabrisas y accesorios interiores. Ahora, al parecer, se están empezando a piratear también recambios y componentes del automóvil. Y cada vez se hace con más frecuencia.

El comprador no suele ser consciente

Desde el sector automovilístico advierten de que los conductores, a la hora de pagar por estas piezas, no suelen ser conscientes de su falsedad.

“Existe un gran desconocimiento –en palabras de Begoña Llamazares, responsable de Mercado de SERNAUTO (Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción)– entre los usuarios. Los conductores normalmente no son conscientes de que el recambio que se les ha instalado en su coche o que están comprando es falsificado”. E indica la necesidad de realizar una importante labor de concienciación, pero “sin crear alarma”.

Los fabricantes

Los fabricantes, como no podía ser de otro modo, también están preocupados por los talleres pirata. Y es que no miran sólo por su sector, sino también por la seguridad.

Así, según publica la DGT, algunos fabricantes están alertando de que las piezas falsificadas pueden llegar a provocar accidentes mortales. Igualmente, aseguran que ellos trabajan para garantizar la seguridad de sus usuarios, lo cual les motiva para seguir luchando contra estas actividades ilícitas.

Una cuestión de seguridad

Igual que pasa con cualquier otra copia, con las piezas vendidas por los talleres pirata puede darse la situación de que no cumplan ni los requisitos técnicos ni los de funcionalidad. Igualmente, al no cumplir aquellas especificaciones para las que fueron diseñados, pueden provocar riesgos graves para la seguridad vial.

Estas situaciones se hacen especialmente delicadas cuando las piezas sustituidas en los talleres clandestinos son componentes clave para la seguridad. Así serían, por ejemplo, los elementos de fricción, los neumáticos, los componentes electrónicos….

Cómo detectar piezas pirata

Lo primero que hay que tener claro es que detectar los recambios pirata no es fácil. Por eso, habrá que empezar por llevar a cabo una inspección visual externa minuciosa. Así, se podrán detectar algunas incoherencias, como errores tipográficos, traducciones extrañas, etiquetas sospechosas…

La mejor forma de prevenir que nos instalen estas piezas es, por supuesto, comprarlas en sitios oficiales o de contratastada credibilidad. Igualmente, las superofertas pueden hacernos sospechar.

Por otro lado, tendremos mayores garantías si acudimos a un taller de confianza, y nos dejamos aconsejar por el mecánico profesional.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

ITV: cuándo debemos pasarla

Cómo elegir un taller mecánico

La ITV podría llegar en un futuro a ser competencia de talleres y concesionarios

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×