Trucos para tener los cristales del coche siempre limpios en verano

Por qué tener limpios los cristales del coche

Hace más calor, nos desplazamos más… en verano, los cristales del coche necesitan cuidados especiales. Solo así lograremos que no estén siempre sucios.

Llevar los cristales del coche limpios no es solo una cuestión estética. Y es que la buena visibilidad tiene un papel fundamental en la seguridad vial.

Justo parece que todo el mundo sale a la carretera los mismos días, y para viajes más largos de la normal. Eso hace que se levante más polvo, lo cual ensucia más los cristales.

El papel de los cristales en la seguridad

La Dirección General de Tráfico ha alertado de la importancia de llevar los cristales limpios. De este modo, ha avisado que el si el 90% de la información que recibimos al conducir llega a través de la vista, la suciedad juega en nuestra contra, reduciendo el campo de visión. Conducir en estas condiciones reducirá la visibilidad conduciendo entre un 20 y un 30 por ciento.

Además, existe cierto tipo de suciedad. Una que, si no se quita al poco tiempo, se puede concentrar tanto en los cristales como en la carrocería del coche.

Insectos, excrementos, marcas de lluvia…

Uno de los peores enemigos de la limpieza en el vehículo son los mosquitos. Cuando chocan, se adhieren al parabrisas y a la carrocería, y es difícil quitarlos. De hecho, necesitaremos una escobilla para hacerlo.

Tampoco contribuyen a la limpieza los excrementos de los pájaros y las resinas de los árboles. Tanto es así, que algunos tienen ácidos, lo que no solo ensucia, sino que daña el vehículo. Tanto para estos casos como el de los insectos, podemos usar productos específicos para su eliminación, tratando de ablandar la zona antes con agua.

Antes de encontrarnos con las manchas también podemos tomar medidas. De este modo, podremos poner en cristales y carrocería un repelente del agua.

Finalmente, también hay que hablar de la lluvia, más cuando son tan típicas las tormentas de verano. Suelen traer consigo polvo y suciedad. En estos casos, es fundamental limpiar los cristales antes de empezar la marcha. Eso sí, mejor no hacerlo con las escobillas, ya que solo extenderán la suciedad. Lo mejor es echar agua desde una botella directamente.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Cómo mantener el coche limpio en verano

Alquilar un coche en verano, cómo tener éxito

En verano protege tu coche

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×