Una matrícula par, otra impar

¿Puedes elegir la matrícula de tu coche?

La subida de los niveles de contaminación ha hecho que sólo los coches con matrícula impar puedan circular. Pero si te estás planteando comprar otro vehículo para alternar… esta información te interesa.

El protocolo de contaminación en ciudades como París o Madrid contempla que, en los días de elevada concentración de NOx y CO2 en el aire, se limite la circulación de vehículos según la terminación de su matrícula. Esto quiere decir que en los días pares podrían circular los coches con matrícula par, y en los días impares los vehículos con matrícula impar.

Ante la necesidad de utilizar el coche, algunos ciudadanos se plantean tomar el camino más corto: comprar un segundo coche, y alternar. Tan sólo tendrán que asegurarse de que la matrícula de uno y otro tengan terminaciones distintas. Lo que no se plantean es lo difícil que puede resultar elegir la terminación de la misma.

La matrícula la recibe la Jefatura Provincial de Tráfico

Cada poco tiempo, cada Jefatura Provincial de Tráfico solicita un cupo de matrículas para cubrir sus necesidades en un periodo de tiempo corto, que varía entre varios días o una semana. Cuando se agotan, solicita el siguiente cupo.

Entre petición y petición es muy probable que otras Jefaturas Provinciales hayan solicitado sus cupos, por lo que cada provincia dispondrá al mes de varios cupos, que no necesariamente serán correlativos entre sí. Es decir, puedes ir a comprar un dos coches, y que la matrícula de uno y otro no sean consecutivas.

Así pues, la posibilidad de elegir los números o letras de nuestra matrícula es muy limitada. Sólo en algunas excepciones tendremos esa posibilidad, que siempre pasarán por kilómetro cero o vehículos de segunda mano.

La matrícula europea

Desde el 18 de septiembre del 2000 en España disponemos del sistema de matriculación llamado «Europeo». Desde que se implantara, desaparecieron las distinciones provinciales, para dar paso a una bandera europea con la E de España. Eso acompañado de 4 números y 3 letras conforma cada matrícula.

El tamaño de las placas, de 52 x 11 cm, es dos centímetros más largo que el modelo anterior, y como decíamos, se trata de una combinación de cuatro números (de 0000 a 9999) y tres letras: comienza por «BBB» y termina en «ZZZ». Excluye las vocales (para evitar combinaciones malsonantes y acrósticos significativos) y la LL, CH , incompatibles con el diseño de la placa, y la Ñ y Q, por confundirse con la N y O y el número 0.

Las letras utilizadas, por tanto, son «B, C, D, F, G, H, J, K, L, M, N, P, R, S, T, V, W, X, Y y Z», en orden alfabético. Se utilizan todos los números, formando 10.000 combinaciones de números de cuatro cifras. Para los números menores de 1000, se emplean los ceros a la izquierda.

Este sistema permite un total de 80.000.000 matriculaciones, por lo que podrían pasar hasta 40 años sin que se acabasen la posibilidad de hacer nuevas combinaciones, sin repetirse.

Una matrícula al gusto del consumidor

A diderencia de otros países, en España no está permitido personalizar la matrícula. Sí lo está en Reino Unido, donde puede haber compra-venta de número, o en Estados UNidos, donde los propietarios pueden elegir el diseño y el dibujo que quieran para su matrícula. Dependiendo del estado, podrán ponerse más o menos originales.

En China son conocidas las subastas de matrículas de coches, sobre todo en Hong Kong, donde se llegaron a pagar hasta 370.000 dólares por una placa de matrícula con el nombre de los Beatles. Es común encontrarse coches con combinaciones tan curiosas como «Batman» o «Starwars» circulando por sus calles.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Qué pasa si se activa el escenario 3 por alta contaminación

Límite de 70 Km/hr: no contamina menos

Los badenes son contaminantes

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×