Sillas infantiles con respaldo

Sillas infantiles: cambio en la normativa

A partir de ahora, las sillas infantiles para niños que no superen los 125 cms de altura deberán llevar respaldo.

Año nuevo, normativa nueva. Y esta normativa afecta al uso de las sillas infantiles. Aunque se espera que la ley se siga modificando, ya está activo lo referente al respaldo. Así, desde el 1 de enero, las sillas infantiles de los niños que no superen los 125 centímetros deberán incluir respaldo.

Esta modificación en la normativa responde a las quejas de los expertos en Sistemas de Retención Infantil. Y es que llevan años pidiendo que se prohíba el uso de alzadores sin respaldo. Este es sólo el primero de los cambios, puesto que los siguientes llegarán en verano.

Los expertos en sillas infantiles

Los expertos en la materia llevan años quejándose por la falta de seguridad en las sillas infantiles. Tanto es así, que han estado alertando del peligro que supone que los alzadores de los más pequeños no lleven respaldo, puesto que dejan a los niños desprotegidos en caso de impacto lateral. En caso de colisión, la parte más afectada de los niños sería la cabeza.

Las sillas infantiles con respaldo, dicen los expertos en la materia, aseguran un mejor encaminamiento del cinturón de seguridad. Gracias a ese respaldo éste pasaría alrededor de los hombros, dando mayor protección en caso de impacto lateral.

La función del respaldo

Si el vehículo estuviese implicado en un accidente, el respaldo de las sillas infantiles crearía un espaico de protección para el niño. Así, tanto la cabeza como los hombros de los pequeños permanecería a salvo, evitando golpes contra otras partes del vehículo. Para ello, cuentan con sus propias orejeras, las cuales limitan el movimiento de la cabeza en caso de accidente, haciendo el papel de barrera protectora.

Y más allá de la cabeza y los hombros, el respaldo eleva al niño, evitando que después del impacto, y el consecuente disparo del airbag, sea el niño el que absorba el impacto. En caso de que las sillas infantiles lleven respaldo, será la misma silla la que absorberá toda la fuerza, reduciendo la velocidad de forma progresiva y protegiendo, en consecuencia, al niño.

Los siguientes cambios

Introducir la obligatoriedad de los respaldos en las sillas infantiles es sólo el primer paso. Así, ya se han anunciado que en verano habrá nuevas modificaciones, siempre encaminadas a mejorar la seguridad de los pequeños.

A día de hoy, en Europa conviven dos homologaciones para la sillas infantiles:

– la R44/04, la más longeva y, por tanto, más extendida
– la i-Size (también conocida como R129), más exigente y adaptada a los test de choque. Esta obliga a que los niños viajen a contramarcha hasta los 15 meses (como mínimo), a homologar los SRI en función de la talla y edad (en lugar del peso que establece los actuales grupos 0/0+, 1 y 2/3) y a que las sillitas superen test de choque lateral (la R44/04 sólo analiza las consecuencias de impactos frontales).

Fue en 2013 ciuand entró en vigor la i-Size en una primera fase. Este verano comenzará la segunda fase que trae cambios importantes para las sillas homologadas para niños de más de 100 cms. A partir de ese momento, todas las sillas de los grupos 2/3 que se vendan como i-Size tendrán que llevar respaldo.

No obstante, los padres podrán seguir eligiendo sills acordes a ambas normativas. Lo que se mantiene es la norma de usar cinturón sin sistema de retención, que está fijada en 135 cms. No obstante, según los estudios lo más seguro es prolongar el uso de las sillas infantiles hasta los 150 cms de altura.

En caso de no utilizar los Sistemas de Retención adecuados, la multa es de 200 euros y la detracción de 3 puntos del carnet de conducir.

Si esta información te ha  resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Sistemas de retención infantil: cuestión de seguridad

Los peques, mejor a contramarcha

Las sillitas de retención infantil no superan las pruebas de seguridad

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×