La llegada del verano y los desplazamientos masivos son caldo de cultivo óptimo para las estafas de multas en internet. Debemos estar alerta.

Multas falsas: Los estafadores pretenden robar tus datos personales y los de tu tarjeta de crédito

Los delincuentes no se detienen jamás, ni se cogen vacaciones. Es por eso que hay que estar siempre con los ojos bien abiertos, y especialmente online. Por ejemplo, ahora, en pleno julio y coincidiendo con el incremento en los desplazamientos, la DGT alerta sobre la llegada de nuevas multas estafa. Es decir, correos electrónicos donde los criminales se hacen pasar por la propia institución, bajo el pretexto de comunicarte una sanción, para hacerte picar al pinchar en un enlace donde te roban tus datos o los de tu tarjeta de crédito.

Se trata de todo un clásico, que no por haberse repetido hasta la saciedad deja de funcionar. De hecho, nosotros ya hablamos de repuntes en octubre del año pasado, y en junio, y en julio del anterior… Es uno de esos timos recurrentes que entran en letargo durante ciertos meses para volver a reavivarse más adelante.

La DGT nunca se comunicará contigo por e-mail

Y, como siempre en estos casos, en su tuit la DGT advierte de que no abramos ningún enlace de ningún e-mail que se presente como suyo, porque se trata de ‘phishing’. Este término de la ciberdelincuencia alude a correos fraudulentos que se camuflan como empresas o entes públicos de confianza (bancos, telefónicas, ministerios…) para hacernos caer en sus redes.

Tráfico también aclara por qué debes saber que este tipo de correos siempre serán falsos. Y es que ellos nunca se comunican contigo por e-mail. Si tienes una multa, te llegará por correo postal. O, si estás dado de alta en la Dirección Electrónica Vial, que es un buzón propio de la DGT, allí. Si no fueran capaces de localizarte de ninguna de estas dos formas, se publicaría en el Tablón Edictal, también llamado Testra, con lo que se daría la sanción por notificada. Lo mismo que antes se hacía con la aparición en el BOE.

Logos deformados, faltas de ortografía, dirección web errónea…

Además, hay otros detalles que lo delatan. Aunque en este caso el texto no contiene errores de ortografía flagrantes (solo alguna tilde), como solía suceder antes, sí encontramos el logo de la Dirección General de Tráfico muy deformado. También una dirección web que no coincide con la verdadera (compruébala siempre antes en Google, es dgt.es) y un remitente con mucho número raro. Todas esas son cosas que han de hacerte sospechar en el futuro.

Pero lo principal es que sepas que, si te llega a tu correo de Hotmail, Gmail o Yahoo, no puede ser legítimo. Así que, sobre todo ahora que la DGT alerta sobre la llegada de nuevas multas estafa, mejor tirarlo a la papelera.

Fuente:autobild.es

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Operación Salida: arranca el mayor despliegue de la historia de la DGT

La DGT usará 39 drones para vigilar y multar este verano

Las nuevas etiquetas de la DGT llegan en julio ¿Qué cambia?

 

¿Alguna Consulta?

Icono-telefono+34 915 23 23 15

¿Desea que le llamemos?

    Formulario de contacto ofrecido por 84Digital.com