Valencia deniega la zona de residentes a los conductores morosos de multas

Ante el impago de tasas o multas al que muchos conductores se están aficionando, el Ayuntamiento de Valencia ha sorprendido a más de un vecino confirmando que no se renovará la licencia de residentes de la zona naranja hasta se salden las deudas contraídas.

Esta decisión drástica dirigida a terminar con los morosos de multas y tasas, pretende que se establezca un orden en el pago aunque se permitirá una moratoria de dos meses para que los afectados por esta nueva norma se pongan al día y no pierdan su permiso de la zona de residentes. Esta zona regulada por la tarjeta naranja permite a sus residentes aparcar por 60 céntimos al día mientras que para los no residentes supone el pago de 1,10 euros por sólo unos 25 minutos. Unos precios elevados dirigidos a fomentar el transporte público y que ha hecho precisamente de este elevado precio, una valor muy considerado para estas plazas de residentes.

Por esta razón y ante la acumulación de multas sin pagar, el Ayuntamiento de Valencia se ha levantado firme contra los morosos, al considerar que estas plazas reservadas dejaron fuera a comerciantes y muchos trabajadores para que ahora estén llenas pero sin pagar las deudas de muchos a cambio.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Cómo librarse de las multas en zonas APR

Nueva operativa con la tarjeta del SER para residentes de Madrid

Nueva Regulación de la Zona S.E.R para la ciudad de Madrid