La Ley de Cambio Climático y Transición Energética obliga a los municipios de más de 50.000 habitantes a establecer Zonas de Bajas Emisiones en 2023.

La DGT ha creado una nueva señal de tráfico para identificar las Zonas de Bajas Emisiones

Foto: autopista.es

A principios de diciembre de 2021, el Congreso de los Diputados dio luz verde a la modificación de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. La nueva normativa, que entrará en vigor en marzo de 2022 -tres meses después de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE)-, introduce cambios en el carnet por puntos. Es la primera vez, desde que se implantó en julio de 2006, que este permiso se actualiza.

Como ya explicamos, algunas de las novedades más importantes son la prohibición de aumentar la velocidad en 20 km/h en los adelantamientos realizados en carretera convencional, el aumento de la detracción de puntos y de la sanción económica por manipular el teléfono móvil mientras se conduce, por llevar en el vehículo detectores de radares o por arrojar a la vía o en sus inmediaciones colillas u otros objetos que puedan producir incendios o accidentes.

España ha trazado un ambicioso plan para alcanzar la neutralidad climática en 2050

Sin embargo, teniendo en cuenta el ambicioso plan de ruta que fijó España para alcanzar la neutralidad climática en 2050, en la reforma de la Ley sobre Tráfico no podían faltar las nuevas infracciones derivadas de las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE). Y así lo ha recordado la Dirección General de Tráfico (DGT) en una publicación en su perfil de Twitter.

De esta manera, la nueva Ley establece que será considerado grave el hecho de no respetar las restricciones de circulación derivadas de la aplicación de los protocolos ante episodios de contaminación y de las ZBE. La sanción económica por infringir estas normas será de 200 euros de multa, pero en ningún caso se restarán puntos del carnet.

La sanción económica por no respetar las restricciones derivadas de las Zonas de Bajas Emisiones será de 200 euros

Recordemos que la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que aprobó el pasado mes de mayo el Congreso, obliga a los municipios de más de 50.000 habitantes a establecer ZBE en 2023, como las que actualmente están vigentes en ciudades como Madrid y Barcelona, que fueron pioneras en este apartado.

La introducción de estas zonas protegidas afectará -según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE)- a 149 localidades españolas, incluidas las islas Baleares y Canarias y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, en las que residen más de 24 millones de personas, es decir, el 52% de los habitantes de nuestro país. Los municipios de más de 20.000 habitantes también deberán tenerlas si su calidad del aire es deficiente. En este artículo puedes ver cuáles serán las ciudades donde se aplicarán las ZBE.

Las sanciones empezaran a implementarse a partir del mes marzo de 2022

De esta forma, solo podrán acceder a estas zonas los vehículos que tengan el distintivo ambiental de la DGT. Actualmente, en España existen 4 tipos de etiqueta: 0 (pegatina azul), ECO (pegatina Verde y Azul), C (pegatina Verde) y B (pegatina Amarilla).

El ‘0 emisiones’ (azul) se entrega a los eléctricos de batería (BEV) o de autonomía extendida (REEV), así como los híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible.

Las etiquetas de la DGT sirven para catalogar el nivel de emisiones de los automóviles

La etiqueta ‘Eco’ (verde y azul) califica a turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de ocho plazas y vehículos de transporte de mercancías híbridos enchufables con una autonomía inferior a los 40 kilómetros, híbridos no enchufables y vehículos propulsados por gas natural (GNC y GNL) y gas licuado del petróleo (GLP).

La pegatina ‘C’ (verde) identifica a los turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculados a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014; también es válida para vehículos de más de ocho plazas y de transporte de mercancías, tanto de gasolina como de diésel, matriculados a partir de 2014.

Por último, el distintivo ‘B’ (amarillo) se utiliza para turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del 2000 y diésel a partir de enero del 2006. También se entrega a los ejemplares de más de ocho plazas y de transporte de mercancías tanto de gasolina como de diésel matriculados a partir de 2005.

No habrá modificaciones en las etiquetas medioambientales de momento

Aunque este año estaba previsto que la DGT modificara las etiquetas medioambientales, finalmente Pere Navarro, director de Tráfico, confirmó que no sucedería en esta legislatura con el actual Gobierno. El director señaló que no es el «momento oportuno» de añadir otro determinante que pueda suponer más «confusión» en el sector que, en pleno proceso de descarbonización y tras las crisis del coronavirus, ahora está afectado por el problema de suministro de microchips.

Fuente.lavanguardia.com/motor

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

¿Qué coches no podrán entrar a Madrid desde el 1 de enero de 2022?

¡Comienzan las multas por circular en el nuevo Madrid Central!

¿Qué futuro les espera a los coches sin etiqueta de la DGT en 2022?

¿Alguna Consulta?

Icono-telefono+34 915 23 23 15

¿Desea que le llamemos?

    Formulario de contacto ofrecido por 84Digital.com