Una multa muy injusta

Multa a una ambulancia mientras atendía una urgencia
El conductor de una ambulancia de Zaragoza ha recibido una multa muy particular. En ella, se le sanciona por haber estacionado incorrectamente mientras atendía una urgencia en la calle.

El conductor de una ambulancia no debe salir de su asombro. Y es que ha recibido una multa, que le fue impuesta mientras conducía la ambulancia en cuestión. Aparcó el coche en la calle después de recibir una llamada de una emergencia, exactamente de un hombre, que estaba sufriendo un ataque. Al llegar, un agente les dijo a los miembros del equipo sanitario que lo movieran, pero ellos continuaron centrados en la urgencia. Antes de marcharse, recibieron la multa de 200 euros.

Una urgencia prima sobre las normas de tráfico

La multa fue impuesta por la Policía Local de Zaragoza. Y es que consideraron que la ambulancia estaba mal estacionada. No obstante, en ese momento tanto el conductor como sus tres compañeros estaban atendiendo al hombre enfermo.

Según El Periódico de Aragón, que ha sido quien ha difundido la información, se están investigando las circunstancias del incidente. Lo que sí está claro es que ante una urgencia sanitaria prima la salud de los zaragozanos sobre las normas de estacionamiento.

El incidente

Para evaluar la procedencia o improcedencia de la multa, hay que conocer los hechos previos.

Así, los hechos que motivaron la multa ocurrieron hace unos días, cuando un autobús urbano de Zaragoza tuvo que detener su marcha. Un pasajero estaba sufriendo lo que parecía un ataque, por lo que llamaron a Emergencia, que enviaron una ambulancia. Ésta se desplazó hasta donde estaba el autobús, y aparcó fuera de la parada.

Fue en ese momento en el que llegó la Policía Local, indicándole al conductor que moviese la ambulancia hacia delante de la parada, es decir, unos metros más adelante. El conductor, por su parte, ignoró estas indicaciones, puesto que estaba atendiendo la urgencia y la ambulancia, aparcada, no era una amenaza para la seguridad del tráfico.

Uno de los hechos más asombrosos de esta multa es que la Policía Local, en este proceso, cortó la calle para facilitar el trabajo de los sanitarios. No fue hasta que finalizaron su trabajo que el agente les entregó la multa, por valor de 200 euros. Los hechos denunciados eran desobediencia y estacionamiento incorrecto.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

La Guardia Civil no quiere ser premiada por multar

Policía suspendida por aparcar mal e intentar abusar

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×