En una situación de crisis económica y de continuos recortes así como de déficit en la mayor parte de los Ayuntamientos de la Península, no es de extrañar que se haya incrementado el volumen de multas para paliar con estos recursos de los ciudadanos una situación del todo insostenible. Es por ello que el ayuntamiento de Aranda del Duero (Burgos) ha hecho sus correspondientes deberes en todo este tiempo para lograr que el sistema de gestión de cobro de multas sea eficiente y logre los resultados previstos.

Lo que se ha conseguido a través de este procedimiento de gestión es una recaudación de multas muy por encima de lo que se había logrado en otros años, multiplicando por seis la recaudación con respecto a otros, que lejos de estabilizarse tiene previsto seguir incrementando hasta finales de año. Con el fin de cumplir las normas de tráfico, el concejal de Seguridad Ciudadana del municipio de Burgos, afirmó que el aumento no persigue un “afán recaudatorio” sino simplemente que se cumplan las normas establecidas.

Sin embargo lejos de estancarse en esta importante cifra, dado su más que considerable incremento, se tiene previsto que en 10 meses  el Ayuntamiento comience a notificar las multas de tráfico en el tablón digital de la DGT, lo que supondría un aumento de las sanciones al evitar que se pierdan las que no se han podido notificar en el domicilio y de esta forma a través de este panel abierto a todo el mundo, muchos ciudadanos tiendan a evadir la imposición económica que conlleva el descumplir las normas de tráfico.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×