¿En qué consiste el Impuesto de Circulación?

Claves del funcionamiento del Impuesto de Circulación

El Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, conocido comúnmente como Impuesto de Circulación, es uno de los gastos vinculados directamente al vehículo que compramos.

Su pago es obligatorio, independientemente de si se utiliza el vehículo o no. No se abonará el pago en el caso en el que el titular, ya sea persona física o jurídica, consiga darse de baja en la Jefatura Provincial de Tráfico.

Hoy en día, sigue generando muchas dudas a los conductores. A continuación, vamos a conocer las claves de su funcionamiento y cómo debemos actuar.

¿Cuándo se realiza el pago?

Se hace una vez al año. Si se trata de un coche nuevo, las dos tasas se pagan en el mismo año. En el caso de un coche de segunda mano, la persona que nos vende el vehículo deberá proporcionar el justificante de pago de este impuesto. Se pagaría el siguiente año, con el cambio de titular.

¿Cómo se abona el pago del impuesto?

Este impuesto lo gestiona directamente el Ayuntamiento. El pago se podrá abonar, en cuanto llegue la carta, o domiciliarlo a una cuenta bancaria.

Cantidad que debemos abonar

La cantidad que debemos pagar depende del lugar de residencia. Cada municipio, establece las tasas teniendo en cuenta diferentes aspectos. Además del lugar de residencia, varía en función de la potencia, contaminación, así como del tipo de vehículo del que se trate.

Principales descuentos

Actualmente, son muchas las ciudades que aplican un descuento del 70 % a conductores de vehículos eléctricos, híbridos o enchufables.

Vehículos que no pagan: los dedicados al transporte público están exentos de este pago, las ambulancias, vehículos con matrículas diplomáticas, los históricos, también los vehículos de uso agrícola y los adaptados a personas con movilidad reducida.

Consecuencias de no pagar el Impuesto de Circulación

Al tratarse de una deuda municipal, si no asumimos el pago de la tasa que corresponda y se acumula, podría convertirse en una multa de tráfico. El ayuntamiento podrá embargar el vehículo, en caso de superar los 500 euros.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

La vigencia del seguro de vehículos y su comprobación

Tráfico suprime el pago efectivo de las tasas

Las principales causas de multas por errores del seguro

 

 

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×