Qué seguro conviene a un conductor novel

Conductor novel y el seguro del coche
Se considera conductor novel al que hace menos de un año que obtuvo el carnet de conducir. A menudo, además, son jóvenes. Esos dos elementos juntos pueden hacer que contratar un seguro para el coche se convierta en una odisea.

Desde que se obtiene el permiso de conducir hasta que pase un año se considerará conductor novel. Y por su falta de experiencia, a la que a menudo podríamos sumarle juventud (entre 18 y 25 años), contratar un seguro de coche suele salir bastante más caro que para un conductor con experiencia.

Independientemente de la edad del asegurado, si acaba de obtener el carnet verá cómo los precios de las distintas aseguradoras varían notablemente, así como las posibles coberturas. Muchas, incluso, rechazan asegurar a un conductor novel.

¿Qué opciones tiene un conductor novel?

El comparador de seguros Acierto.com ha enumerado las distintas opciones que tiene un conductor novel para estar cubierto ante cualquier imprevisto.

Así, el comparador asegura que habrá que analizar tanto la parte económica como la referente a coberturas. Además, cuando el conductor es menor de 25 años o si tiene el carnet de conducir desde hace menos de un año, ambos aspectos fluctuarán mucho.

Por lo tanto, un conductor novel tendrá las siguientes opciones:

– Ser incluido en la póliza como conductor habitual.

Esta suele ser la opción más recomendada para un conductor novel. Y es que, con esta modalidad, el seguro cubrirá cualquier problema que el conductor tenga con el coche. De este modo, el titular estará exento de cualquier responsabilidad civil y penal en caso de accidente, al mismo tiempo que las bonificaciones harán que la prima a pagar se reduzca con el tiempo.

Entre los inconvenientes de este tipo de seguros está el hecho de que, al aparecer el conductor novel como persona que usa el automóvil de manera habitual, hará que el precio de la póliza ascienda considerablemente. También sería un problema que muchas compañías de seguros no quieren asegurar a conductores con menos de un año de experiencia y menores de 25 años.

– Ser incluido en la póliza como conductor ocasional.

En este caso, el precio es menos que si se asegura al conductor novel como habitual. Y es que sería incluido en la póliza de un familiar, en calidad de conductor ocasional de vehículo.

Entre las pegas, se encuentra el que algunas aseguradoras podrán considerarlo, en según qué casos, una acción fraudulenta porque, en muchos casos, el conductor ocasional utiliza el vehículo con frecuencia.

También sería una pega que el conductor ocasional no adquiere bonificaciones; esta opción sólo es recomendable si el menor realmente no es el conductor habitual del vehículo. Además, en caso de accidente, cualquier parte perjudicará directamente a la persona incluida como titular de la póliza.

– No aparecer en la póliza

En estos casos, es otra persona la que aparece como tomador y único conductor incluido en el seguro. Es así a pesar de que el conductor novel también utilice el automóvil, aunque sea de forma ocasional.

Muchas personas recurren a esta opción porque es, evidentemente, la más barata. Sin embargo, el riesgo que se corre eligiendo esta opción es mucho mayor.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Dudas de circulación de los conductores noveles

Aprueba el exámen del carné de conducir a la primera

Las multas de tráfico en las que caen los más despistados

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×