Cuanto peor están los neumáticos, peor agarre

¿Cuándo hay que cambiar los neumáticos?

Los neumáticos son un elemento de seguridad activa del vehículo. Por eso, es importante saber cuándo hay que sustituirlos. Algunas señales nos lo pueden indicar.

Los neumáticos tienen una vida útil determinada, que viene determinada por el número de años que llevan en marcha. No obstante, a menudo hay que sustituirlos antes por circunstancias extraordinarias.

Una vez que se han puesto los neumáticos en el vehículo, empieza la cuenta atrás. Los neumáticos tiene que ser examinados por un profesional una vez haya cumplido 6 años rodando. Eso es así independientemente del número de kilómetros recorridos.

Otros factores que pueden determinar la vida útil de nuestras ruedas son la presión, el desgaste, las condiciones en las que se conservan…

Cuándo tenemos que cambiar los neumáticos

Ante determinadas circunstancias, no quedan muchas opciones: hay que cambiar los neumáticos. Aunque sea un desembolso importante, se trata de una cuestión de seguridad, por lo que lo mejor es no escatimar.

Un pinchazo

Sufrir alguna vez un pinchazo es casi inevitable. Si nos vemos en esa situación, tendremos que acudir a un especialista que nos diga si se puede reparar o si hay que utilizar uno nuevo. Y es que en determinados casos no tiene solución, y no nos quedará más remedio.

El desgaste

La mejor forma de saber cómo de desgastados tenemos los neumáticos es poniendo la vista en el dibujo. Así, éste nunca debe tener una profundidad inferior a 1,6 milímetros. No obstante, a partir de los 3 mm podemos empezar a plantearnos cambiarlos, ya que ganaremos en seguridad.

Desgaste irregular

El desgaste debe ser siempre igual en todos los puntos del dibujo. Si en un momento dado vemos que no es así, que hay más desgaste en un lado que en el otro, debemos tomar medidas. Puede deberse a un problema con la suspensión o con la transmisión, que hará que se desgaste más por la parte externa o por el centro.

En ese caso, habrá que revisar los frenos, la amortiguación, la dirección, etc. Sólo así podremos poner solución.

Neumáticos dañados

Cada vez que nos damos con un bordillo, con un objeto puntiagudo o pasamos demasiado rápido sobre un bache, los neumáticos sufren. Tanto es así, que puede provocar daños irreparables.

Si en cualquier momento notamos al conducir que se va a un lado o que suena raro, conviene llevar el coche al taller y que nos saquen de dudas.

El paso del tiempo

Las altas y las bajas temperaturas, el uso, la velocidad… son factores que acortan la vida de un neumático. Por eso, a más vida, mayor probabilidad de tener que cambiarlos.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

¿Cuándo hay que cambiar la correa de distribución?

Cuánto cuesta cambiar el líquido de frenos

Qué hacer si tienes un pinchazo

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×