Nuestro característico apasionamiento por las cosas y ese modo de vida racial, coloca a los españoles como los europeos con menos paciencia cuando se suben a un coche. Un estudio que nos sitúa a la cabeza en el arte del insulto y del pitar indistintamente cada vez que se tiene oportunidad en un coche.

Si algo se tiene claro es que el español todo lo hace con pasión y no podía ser de otra manera a la hora de perder la paciencia al volante. Según la encuesta realizada por el Instituto Ipsos sobre los hábitos de los conductores europeos de Francia, Alemania, Bélgica, España, Gran Bretaña, Italia y Suecia, los españoles nos posicionamos como líderes aunque no sea una cuestión como para sentirse orgullosos, como es el arte del insulto y del pito.

Según estos datos y habiéndose sincerados los españoles preguntados en la encuesta, el 63% confiesa que pita de forma improcedente y hasta rozando la exageración al resto de conductores cuando creen que tienen toda la razón. Del mismo modo se aprovecha el rincón de conducción como modo de desahogo asegurando el estudio que los españoles son los que están a la cabeza en lo que a insultar se refiere con un 59%, frente al 56% del resto de países.

El estrés, la falta de tiempo y la poca paciencia desencadenan este tipo de comportamientos en los que somos líderes indiscutibles aunque no sea en la clasificación que más nos gustaría.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×