Las distracciones al volante provocan más muertes que la velocidad y el alcohol

Las peores distracciones al volante
Las distracciones al volante son de las principales causas de los accidentes de tráfico. De hecho, en 2017 es la primera causa de accidentes mortales, por delante de la velocidad (29%) y el alcohol (26%).

Por eso, la DGT ha puesto en marcha una campaña especial de vigilancia y concienciación en torno a las distracciones al volante. Comienza hoy, y se prolongará hasta el próximo dia 23. Tráfico se una así a la campaña programada por la Organización Internacional de Policías de Tráfico (TISPOL).

A esta campaña podrán sumarse todas aquellas policías municipales y de comunidades autónomas, en sus respectivos ámbitos de actuación y competencia.

Las peores distracciones

El uso del teléfono móvil durante la conducción aumenta de forma significativa (entre tres y cuatro veces) el riesgo de colisión.

Marcar un número de teléfono móvil, responder a una llamada telefónica, leer o contestar a un whatsapp, manipular el navegador o utilizar las redes sociales, supone apartar la vista de la carretera durante un tiempo. En ese periodo, el vehículo circula sin control y pueden surgir circunstancias que provoquen un grave accidente.

El teléfono móvil aporta seguridad y protección, especialmente en momentos de urgencia o de necesidad. Por eso, llevarlo en el vehículo permite, en caso de avería, accidente o cualquier otro tipo de incidencia, transmitir información rápida y precisa, así como demandar la ayuda necesaria en su caso.

Sin embargo, la utilización del móvil mientras se conduce genera un elevado riesgo de distracción, según datos que aportan los diferentes estudios realizados.

Algunos datos básicos

Las distracciones son la causa de 1 de cada 3 accidentes mortales.

Tras un minuto y medio de hablar por el móvil (incluso con manos libres) el conductor no percibe el 40% de las señales, su velocidad media baja un 12%, el ritmo cardíaco se acelera bruscamente durante la llamada y se tarda más en reaccionar.

La peligrosidad por un uso inadecuado del móvil puede llegar a ser equiparable a la conducción con exceso de alcohol.

Más de 1 de cada 3 españoles reconoce haber telefoneado, leído o escrito mensajes durante la conducción en el último año.

Si tu teléfono móvil dispone del “modo conductor”, actívalo mientras conduces.

Un conductor que habla mientras conduce:

o Pierde la capacidad de mantener una velocidad constante.

o No guarda la distancia de seguridad suficiente con el vehículo que circula delante.

o El tiempo de reacción aumenta considerablemente (entre medio a dos segundos, dependiendo de los reflejos de cada conductor).

¿Qué dice la ley?

La ley de seguridad vial considera infracción grave conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación, así como, conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente a la conducción. Estas infracciones se sancionan con multa de 200 euros y la pérdida de 3 puntos.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Cómo conducir en una tormenta

Las multas de la operación retorno

Los peligros de fumar conduciendo

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×