El comienzo de los colegios es para los padres un motivo más de estrés. La mochila, los libros, la merienda, en muchos casos el tupper y por supuesto los niños, tienen que estar en una hora concreta en las clases. Los trayectos que muchas veces tienen que hacerse en coche para llegar al lugar en cuestión, no sólo tienen que sortear el tráfico cada día, sino también ahora a los policías que suelen regular esas zona y se encargan de poner multas de tráfico a diario.

Esta es una de las quejas que ha sido denunciada por los padres de alumnos del colegio Tierno Galván de la Zubia en Granada, los cuáles se quejan de que los agentes de la Policía Local que acuden al centro a regular el tráfico, aprovechan y multan a los padres que dejan sus vehículos mal aparcados. Esta situación que viene dada por el improvisado cierre de dos de los cuatro accesos al centro obliga ahora a los padres en ocasiones a parar o aparcar mal para dejar un instante a los hijos en el colegio.

Falta de espacio para parar en los colegios

Una situación que se repite en mucho centros en los cuáles no hay suficiente espacio para dejar los vehículos y la parada obligatoria de los padres, dificulta el tráfico y con ello supone un buen motivo para incrementar las multas de tráfico del día. Esto convierte a estos accesos en un auténtico coladero de multas y en un quebradero de cabeza más para los impotentes padres.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×