Las rotondas y glorietas, punto débil de los conductores

Rotondas y glorietas: cómo hacerlas correctamente

Pasarán los años y muchos seguirán haciendo las rotondas por el carril interno. Para evitarlo, os contamos cómo hacerlas correctamente.

Según estudios recientes, 2 de 3 cada 3 conductores desconoce quién tiene prioridad en las incorporaciones a rotondas y glorietas. Eso origina multitud de peligros, que son facilmente evitables.

La plataforma de rent a car Arval ha querido comunicar a todos los conductores los consejos básicos para circular por este tipo de vías:

¿Quién tiene prioridad en las rotondas?

Nos lo contaron en la autoescuela, lo hicimos bien en el examen y lo olvidamos. La prioridad en las rotondas siempre la tiene quien ya está en su interior circulando. Si son muchos coches los que pasan mientras esperamos para incorporarnos, deberemos armarnos de paciencia y esperar nuestro turno. Nada de entrar a las bravas, como locos.

Además, la mitad de los accidentes se producen por colisión trasera mientras estamos parados esperando nuestro turno para acceder a ellas.

Incorporaciones

Nuestra dirección determinará la mejor opción para incorporarnos a una rotonda. No es que haya una regla estricta, pero sí algunas recomendaciones para hacerlo sin riesgos:

Por ejemplo, cuando vayamos a coger la salida de la derecha o seguir recto en la glorieta, sería mejor entrar por el carril externo. Por el contrario, si vamos a girar a la izquierda o a cambiar de sentido, tendríamos que entrar utilizando el interno.

Se sale siempre por el carril derecho

Es habitual olvidar esta recomendación, cuando seguirla facilitaría mucho la conducción. Las rotondas hay que abandonarlas por el carril derecho para no entorpecer la marcha del resto de vehículos.

El razonamiento es exactamente el mismo que en cualquier otra vía de circulación: si queremos coger un desvío en una autopista, por ejemplo, nos moveremos al carril derecho con la suficiente antelación como para abandonar la vía sin cruzarnos con nadie.

El uso de los intermitentes

Igual que en cualquier otra vía, los intermitentes son fundamentales en las rotondas. Las maniobras siempre deberán ir debidamente señalizadas, ya sea para cambiar de carril o para abandonar las rotondas.

Evitaremos, así, confundir a los demás conductores, al mismo tiempo que prevenimos accidentes.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Cambio de hora: consejos de conduccción

Consejos para evitar multas en moto con niños

Consejos para conducir sin riesgos en largos trayectos

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×