Suspender la ITV por las emisiones

Trucos para pasar la ITV a la primera

Uno de cada cinco vehículos no pasa la ITV. Los motivos más comunes son o bien no cumplir las condiciones mínimas de seguridad o las altas emisiones contaminantes.

Está claro que a la hora de enfrentarnos a la ITV, nadie quiere sustos. En el mejor de los casos, entrar y unos minutos más tarde salir con la pegatina y el certificado que garantiza que podemos olvidarnos hasta el año que viene. Pero no siempre es así.

Si queremos evitar disgustos, lo mejor es hacer una buena puesta a punto antes de llegar a la ITV. Con una buena revisión, raro será que nos encuentren fallos graves.

20 millones de ITV

Según publica Abc, cada año, más de 20 millones de vehículos pasan por la Inspección Técnica de Vehículos. Es la forma de asegurar que el vehículo reúne las características necesarias para circular.

Esta revisión se debe realizar a partir de los 4 años desde su matriculación. Cuando el vehículo tiene entre 4 y 10 años de antigüedad, se debe realizar cada 2 años. Cuando el vehículo tenga más de 10 años, ya pasará la ITV cada año. Si el coche ha sufrido desperfectos notables en un accidente o cuenta con modificaciones que varíen la tarjeta, debe pasar la revisión aunque no haya cumplido los 4 años.

Desde hace un año, con la modificación de las Inspecciones Técnicas de Vehículos, surgía la posibilidad de escoger ITV en caso de una segunda revisión. También quedaba establecido que se podía adelantar la revisión sin que el plazo establecido para la siguiente varíe. El único límite es temporal: no puede ser más de un mes antes.

Cómo superar la ITV a la primera

Norauto, la empresa de mantenimiento de vehículos, ha hecho un decálogo. Siguiéndolo a raja tabla, pasaremos la inspección a la primera.

1. Vigila la documentación. Todos los papeles deben estar en orden.

2. El exterior importa. Por fuera, el vehículo debe estar bien. Es importante revisar la carrocería, los espejos retrovisores, los limpiaparabrisas, las lunas y las placas de matrícula.

3. Las puertas, ventanas y otros mecanismos de cierre deben funcionar correctamente.

4. Asientos y cinturones. Todos deben estar en buen estado. Sé cuidadoso, ya que comprobarán los cinturones uno por uno.

5. Alumbrado y señalización. Las luces de posición, de largo y corto alcance, de freno, intermitentes, antinieblas, marcha atrás… Todas deben estar bien niveladas. Además, es importante que ninguna esté fundida. 2 de cada 10 defectos graves son por alumbrado y señalización.

6. En el taller podrán revisarte los sistemas de dirección, la suspensión del vehículo, del motor, el catalizador.

7. Los neumáticos tienen que estar en buen estado. Comprueba que el dibujo se ve bien, así como el estado de los ejes y la suspensión.

8. También revisan la electrónica. Si bien antes se limitaban a mirar lo que se veía a simple vista, ahora, mediante un aparato, verán si el coche cuenta con una avería de carácter electrónico. Así, revisarán los sistemas como la inyección electrónica, los airbags, el ABS o ESP.

9. Las emisiones. Uno de los principales motivos por los que muchos vehículos no han pasado la ITV es por no cumplir con las emisiones del vehículo. Deben estar dentro de los límites legales.

10.. La seguridad ante todo. El buen funcionamiento de los frenos es vital, tanto para pasar la ITV como para la seguridad de todos los ocupantes. Constituye uno de los principales motivos de defectos graves.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

¿Cuándo hay que cambiar los neumáticos?

Qué luces hay que utilizar en el coche

978 euros en revisiones hasta los 100.000 km

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×